Saturday, December 18, 2004


Este dibujo es trabajo... mucho trabajo y ansias de un mouse nuevo. Aún no sé usar Photoshop como la gente, pero he mejorado.... en serio que sí! (se parece al chico de The Vines.... ¿no creen?) Posted by Hello

Wednesday, December 15, 2004

Sobre mi futura interrumpción de estaciones...

Se me hace raro pensar que en menos de una semana (6 días para ser más exacta), volaré al otro hemisferio del mundo y viviré un mes de pleno invierno para luego volver al verano. Y ni siquiera un invierno como los que hay en Chile, sino que uno peor: con nieve, ventiscas y todo lo demás. Sería primera vez que lo hago y estoy emocionada. Cuando chica siempre soñaba con que, en vez de llover, en Santiago nevara. Nunca se cumplía mi sueño; ó se cumplía a medias. Recuerdo estar en el balcón con mi papá viendo como la rareza máxima tomaba forma: en mi casa estaba nevando. Mirando hacia el cerro San Cristóbal, veía cómo los escasos copos de nieve caían sobre las casas vecinas. Era demasiado bonito. Digo demasiado porque, como toda cosa buena, duró poco. Esa fue la última vez que ví nevar y desde entonces (e incluso antes) he soñado con pasear por calles nevadas en un abrigo largo, sintiéndome en medio de una película de temporada. El hecho de que la navidad también viniera cubierta de nieve (artificial en este caso) tampoco ayudaba: me frustraba sobremanera tener que pasar la navidad en el sur del mundo, donde hay 30° de calor mientras el viejito pascuero baja por la chimenea (la que, en todo caso, muy pocos tienen).

Bueno, ahora no voy a tener agitar uno de esos globos de vidrio con un monito adentro para poder tener algo de nieve. Este año emigro al norte: donde la nieve cae y hay calles cubiertas de ella donde yo puedo caminar. Esta navidad será diferente. Será más blanca y menos soleada: como en una película de temporada. No puedo esperar.

Pasando a otro tema, estoy refriadísima. Desde hace más de un mes estoy resfriada y parece que el resfrío se viene de viaje conmigo. Hay que tener mucha mala suerte para ser la única imbécil que está resfriada en pleno diciembre y que más encima se va a un lugar más frío de vacaciones. Espero que se me quite luego. Me tiene preocupada el hecho de que pueda caer más enferma allá. En el Viaje de Estudios dejé de conocer los geysers del Tatio por estar enferma (no pregunten). Esta vez no quiero que pase lo mismo, así que voy a tener que cuidarme ó sucumbir ante las agujas. Yo opto por la primera. Las inyecciones nunca han sido mis mejores amigas.

Me quedan 6 días en Chile antes de ausentarme por un mes. Quiero ver a mis amigos antes; los voy a hechar de menos. Lo malo es que algunos tienen la agenda un poco apretada: empezaron a trabajar. Otro signo de que nuestra niñez se fue por el caño.
A otras personas en cambio... no sé si preferiría no verlas... pero no sé. En una de esas estoy huyendo de ellas. ¿Quién sabe? ojalá esas personas pudieran decirmelo. En todo caso, creo que al final me iré sin verlas antes. Tengo la ligera sospecha de que así será. Es una lástima... pero bueno... ¡qué se le va a hacer!

Tuesday, December 14, 2004


Es increíble, considerando de que soy una obsesionada con esta película, que no haya posteado nada conserniente a ella. Esta es una de las escenas clásicas y más retorcidas de toda la película de Danny Boyle, a quien hay que atribuirle una vasta imaginación ya que a Irvine Welsh no se le ocurrió esta metáfora tan... gráfica de que tu vida se vaya por el caño. Posted by Hello

Untitled: Chapter 2

Mi tercer cigarro se acababa cuando ví a la Mane entrar al café media desorientada; buscándome. Por un segundo quise que no me encontrara y bajé la mirada. Sólo eso tomaba para que ella me viera, me saludara y llegara a sentarse a mi mesa. Se sacó su cartera del hombro, cruzó las piernas y puso su celular en la mesa.
La Mane era bonita. Tenía una cara tierna, como de niña, lo que le jugaba tanto en pro como en contra. Hoy, la Mane vestía un par de jeans, una polera amarilla y su pelo largo negro tomado por un palillo. Ella tenía los ojos claros, los labios delgados y la naríz respingada. Ella era bonita. Muy bonita para ser sincera. Por alguna razón, odio admitirlo.
En verdad, siempre me he sentido en una competencia con la Mane. Quién es la más delgada, la que se viste mejor, la que se agarra los mejores chicos, la que tiene más fiestas adonde ir, etc. Lo que más me empelota, es que ella no parece verlo así. Ella me quiere. A ella no le importan las cosas superficiales que a mí sí. Eso la hace más humana, más perfecta y por lo tanto, mayor competencia. Por eso es que, en el fondo, tengo un resentimiento con ella; y es por eso que cuando me dijo que le gustaba Javier, algo cambió en mi forma de verlo: ahora tenía que tener a Javier, tenía que ganárselo a la Mane. Y gané. Me acosté con Javier, me acosté con el chico con el cual la Mane no se la pudo. Me sentía una triunfadora... pero por dentro se sentía horrible.

La Mane pidió un cortado y me empezó a hablar de la fiesta de anoche. Me contó de que luego de que me vió la última vez (en la cual estaba con Javier), se fue con Álvaro y con la Ale a otro carrete donde se encontraron con más gente. Me dijo que me había llamado a mi celular para que fuera, pero que no había contestado. Mientras me decía todo esto, yo no podía dejar de pensar en lo triste que ella me parecía: tan niña, tan buena, tan tonta; tan ingenua de pensar que yo era una buena persona, de quererme tanto cuando yo llegaba de acostarme con el chico que a ella tanto le gustaba.
En eso, los escolares se pararon, se besaron y tomados de la mano se fueron del café. Por alguna razón mi atención se quedó con ellos mientras la Mane me hablaba. Ella paró, se dió vuelta y me miró de nuevo.
"¿Alguien que conozcas?" me dijo
"No... nadie"
Nos quedamos en silencio. La Mane tomó un sorbo de su café mientras yo encendía mi cuarto cigarro.
"Estamos vestidas igual que ayer ¿ah?. ¿A dónde fuíste anoche? porque conociéndote, tú no te pones la misma ropa dos días seguidos"
No quería decirle que me había acostado con Javier. Eso la destrozaría. Ella me odiaría. Sin embargo, había un poco de morbosidad en mis intenciones: algo dentro de mí quería decirle a la Mane sobre lo de anoche, sobre cómo Javier puso música lenta y bailamos durante una hora entera. Sobre cómo él empezó a besar mi cuello con tal delicadeza, que me daba cosquillas. Sobre cómo le quité la camisa y terminamos en su cama... Sobre todo. Ése algo, lo único que quería, era hacerle saber a la Mane de que había perdido. De que en esta batalla, la más importante para ella, la que había ganado y se había llevado la victoria, había sido yo. Ése algo quería saborear la gloria de este round...
"Me fuí a la casa de Javier" le dije indiferente; como si no supiera que ella se moría por él. Las pupilas de la Mane se pusieron minúsculas.
"Ah sí, ah... ¿por qué te fuiste para allá?" La Mane hablaba como si no le importara. Como si ya hubiese captado la dinámica del juego.
"Él me invitó" solté una bocanada de humo.
"Ah... y ¿qué hicieron?"
Era el momento perfecto. Era la pregunta indicada: todo finalizaría con mi toque de gracia...

"El amor"
"¿Perdona?"
"Hicimos el amor. Bailamos, luego Javier me llevó a su pieza y terminamos en su cama. Vengo llegando de su departamento..."

"¿Emi? Emilia..." la Mane me interrumpió
"¿Ah?"
"¿Qué te pasa?"
"Nada... no pasa nada"
"Ok. Entonces ¿qué hicieron?"
Me quedé mirándola fijo. Mi celular sonó. Me había llegado un mensaje. Era de Javier:

"¿Dónde estás? ¿qué te pasó? ¿estás bien? lo de anoche fue... alucinante.
Tú eres alucinante. Te llamo luego... un beso, Javier."

"¿Quién es?" me preguntó la Mane.
"Nadie... mi mamá. Me pregunta cómo me fue con la presentación que hice el miércoles"
No sé por qué le dije eso.
"Ah.... ya, y ¿qué hicieron con Javier?" Insistió.
"Nada, Mane. No hicimos nada."

Y ahora, ¿Qué mentira le voy a inventar a Javier?

Monday, December 13, 2004


Si supieran todo lo que hay detrás de esta foto... Posted by Hello

Wednesday, December 08, 2004


Esta foto corresponde al primer video de Pearl Jam que vi: "Do The Evolution". Se podría decir que este fue el primer paso a mi afición por la banda. El video es alucinante y la animación (hecha por el mismo tipo que dibuja "Spawn") es espectacular. Si lo vieron, de seguro lo recuerdan. Posted by Hello

Textos de trasnoche: Mi paradoja con las flores

Las flores son ambiguas y ambivalentes. Siempre se regalan en ocasiones especiales y siempre con distintos significados: Te enamoras, regalas flores; muere alguien, envías flores; alguien está de cumpleaños, le regalan flores. Siempre con una connotación distinta, siempre diciendo ó expresando sentimientos distintos.
Si uno quiere profundizar más en eso, uno puede llegar a descubrir que diferentes tipos de flores tienen diferentes significados, por lo que no es lo mismo regalar rosas, que regalar margaritas.
Sea como sea, las flores son el regalo más cliché que se le puede dar a alguien y en el último tiempo, pasaron a ser el equivalente a las velas: ese regalo “comodín” del cual los hombres abusan. Digo que los hombres abusan de él, porque nosotras, las mujeres, somos muy difíciles de regalar (ó al menos eso es lo que ellos creen) y es por eso que cuando una amiga está de cumpleaños, y no saben qué regalarle, se van por la segura, por el regalo con el cual quedarán como reyes: las flores.
Por ser tan cliché, la mayoría de la gente (las chicas en especial), puede decir que alguna vez le regalaron flores. La mayoría puede decir que alguna vez algún amigo no supo qué regalarle, por lo que llegó a su puerta con un ramo de flores.
La paradoja aquí, no es esa. La ironía de todo esto es, que la única vez que me han regalado flores, no fue un hombre quien me las dio, sino que una amiga. Tiernísima, debo decirlo; pero me hizo pensar. Me hizo pensar en que yo no figuro en la lista de las chicas a las que el sexo opuesto les ha regalado flores. Ni por mi cumpleaños, ni porque mi perro ó mi gato murieron, ni por nada. Nunca un chico me ha regalado flores.
Es una estupidez que piense esto, ya que menos importancia en mi vida, no puede tener; pero aún así me pregunto por qué. ¿Por qué nunca ha llegado un chico a mi puerta con un ramo de flores?; ¿Por qué no existe (ó por qué no ha llegado) el chico que me regale un ramo de sentimientos camuflados entre flores?
No lo sé. La verdad, no sabría decir si es que soy demasiado obvia para mis cosas y la gente que me rodea sabe exactamente qué regalarme ó simplemente que, conmigo, las flores no funcionan.
Ni siquiera sé por qué le doy tanta importancia a esto (la importancia que me provoca escribir sobre algo tan tonto), pero por alguna razón me extraña. Incluso llego a temer que, el día en que ese chico me regale flores, me pondré a llorar. No lo creo… pero podría pasar. Sea como sea, con lágrimas ó sin ellas, espero que las flores lleguen algún día, y si entre ellas vienen sentimientos camuflados, mucho mejor.

Tuesday, December 07, 2004

Untitled

Lo primero que ví a mi lado al despertar, fue el torso desnudo de Javier. Estaba apoyado en esas almohadas regordetas que tiene, con los ojos cerrados, los labios entre abiertos y la sábana blanca hasta la cadera. Me quedé viendolo un rato; oía cómo respiraba; veía cómo el humo de mi cigarro jugaba con su pelo castaño claro y cómo sus pestañas temblaban derepente al compás de sus respiros.
Mi cigarro se acababa y ya era hora de irme. No quise desperarlo. No quise tener que mentirle y decirle que lo amaba de vuelta; porque de seguro él me amaba, y de despertarlo, sin dudar me lo haría saber oficialmente. No quería despedidas ni momentos incómodos: sólo quería irme y dejar las cosas como eran; como fueron. Sexo. Sólo sexo y nada más.
Apagué lo que quedaba de mi cigarro en el cenicero que le regaló su ex novia y que él siempre tenía a un lado de su cama. Me paré de la cama, desnuda como estaba y sin importarme que las cortinas estaban abiertas y que todo el mundo si quería podía mirarme. Esto lo había hecho antes. No sería nada nuevo hacerlo ahora: tomé mi ropa y entré al baño. Me miré al espejo y me observé orgullosa. Mi cuerpo era casi perfecto. Casi, sólo por el hecho de que es imposible que sea perfecto, pero era lo más cercano que había. Todos los días de ayuno valían la pena cuando me miraba al espejo. Sonreí y empecé a vestirme.
Vestida igual de como estaba anoche (mi falda negra y mi polera strapless blanca) pero con mi pelo largo amarrado en un moño, salí del baño y ví a Javier nuevamente tendido en la cama. Parecía un niño durmiendo la siesta luego de almorzar.
Me puse mis tacos, tomé mi cartera y salí de ahí lo más rápido que pude. Mientras el ascensor bajaba, me observaba en el espejo de este. Me encantaba cómo me veía, aun que algo en mis ojos no me gustaba. La resaca tal véz. No importaba: aún con cara de trasnoche puedo decir que soy la envidia de muchas mujeres; puedo decir que paso por la calle y ellas desean ser como yo; puedo decir que mis jeans son más pequeños que los de mi sobrina que tiene 13 años. Considerando que tengo 23 y que mi sobrina no es gordita ni nada, eso es algo por lo que deberían premiarme
Mientras pensaba todo esto, me dí cuenta de que en la esquina del ascensor, había una cámara. Me dí vuelta y la encaré. Me encantaba la idea de que un tipo horrendo se estuviera excitando conmigo al otro lado de la cámara, sabiendo que nunca en su vida podría llegar a tenerme. Eso de ser fruta prohibida para la gente común me encantaba, me hacía sentir mucho más especial de lo que era y, por supuesto, me subía el ego a niveles estratoféricos.
Me bajé del ascensor, saludé al portero y enfrenté Apoquindo. A pesar de lo temprano que era, había una considerable cantidad de gente. A las dos cuadras de andar, los tacos me mataban. Me los saqué y los llevé en mi mano junto con mi cartera minimalista. Empecé a pensar en Javier. En cómo me diría que estaba herido. En cómo me confesaría que me amaba, que no podía dejar de pensar en mí. En cómo se destrozaría cuando le dijera la verdad. Cuando le dijera que no lo amo. Que nunca lo he amado. Que él para mí, es sólo una conquista más. Otro chico con el que me fuí de un bar y con el que terminé encamada. Otro más de mi extensa lista de conquistas. Otro punto más para el oro.
Seguí caminando descalza por Apoquindo. La urgencia por el segundo cigarro del día ya me torturaba. Necesitaba un café. Entré a una cafetería, me senté y tomé mi café; negro (como siempre) para complementar mi cigarro. Empecé a ver a una pareja de colegiales cimarreros. Él tenía chaqueta y una camisa celeste. Ella tenía una falda corta, corbata roja, calcetines arriba y esos zapatos que todas las quinceañeras tienen. Ella lo miraba como si fuera lo único en el mundo. Como si él fuera el amor de su vida; el hombre con el cual se casaría. Él la miraba como si fuera una princesa. Como si ella fuera la chica más linda del mundo y como si yo no existiera. Para él yo no existía. Sólo existía la colegiala de falda corta y pinches brillantes en el pelo que se reía como si la vida fuera un chiste. Me hubiese encantado ir y decirles la verdad: decirle a ella que él no era el amor de su vida y que no se casaría con él y que, lo más probable, era que él la presionaría para tener sexo con ella antes de que estuviera lista y que perdería la virginidad con él sólo por sentirse culpable y que luego del susto de quedar embarzada, ella se daría cuenta que no lo amaba.
A él le hubiera dicho que ella era una tonta. Que nunca lograría acostarse con ella a menos que la obligara y la hiciera sentir mal. Que el día en que él viera a otra chica guapa en la calle, ella se pondría a llorar diciendo que él no la amaba y ahí tendría que convencerla nuevamente de su amor incondicional por ella. También le diría que eso no pasaría una sola vez.
Mientras pensaba esto y encendía mi segundo cigarro, mi celular sonó. Era la Mane.
"¿Dónde estás?"
"En un café en Apoquindo..."
"Mira... estoy por ahí cerca. ¿Nos juntamos?"
"Ok..."
"Y al final ¿qué pasó ayer con Javier?"
"Nada. No pasó nada"
La Mane creía estar enamorada de Javier. No tuve el corazón para decirle que me había acostado con él. Para decirle que lo disfruté. Y que él también lo disfrutó. Menos tuve el corazón para decirle que lo hice sin amarlo... ni menos para decirle que tal vez, el que ella creyera amarlo, me llevó a desearlo por aquella noche.
"Ah... hablamos cuando llegue entonces. Nos vemos"
"Nos vemos...."
¿Qué mentira le inventaré a la Mane?

Manifiesto de una exorcizada

Después de tantos días y sus noches de estar esclavizada a tu mirada, a tus palabra y a la falta de estas, creí que nunca llegaría el momento de decir esto, pero estoy exorcizada de tí.

Sí, luego de todo este tiempo de martirio que he pasado por tu atención y tu negligencia, puedo decir que ya no sufro. Que me pueden decir lo que sea de tí y yo ya no lloro. Que me pueden decir que te vieron con todas las chicas del mundo, y yo ya no tengo gritos que ahogar. Ahora río. Río porque no me muero por dentro. Río porque en vez de querer matarte por ser tan idiota, quiero ayudarte. Río porque soy felíz, porque te superé.

Admito que ya no sé lo que haré con el tiempo que gastaba pensando en tí y admito que me será más difícil escribir ahora que no te tengo como principal eje de mis vivencias, pero ya no me importa. Todo sea por no pasar el tiempo llorando y enrrollada por tí; por no escribir sobre lo doloroso que era no tenerte después de soñar toda una noche contigo y tu mirada. Creo que tendré que encontrarme un hobbie para reemplazarte; por absurdo que suene, es verdad: me dejaste mucho tiempo libre.

Me encanta que seas feliz y que tu vida sea una fiesta; la mía ahora también lo es. Más aún cuando me cuentas todas esas cosas que antes me hubieran destrozado, y que ahora me resbalan como gotas de lluvia sobre mi cara sonriente.

No sabes todas las cosas buenas que te deseo; ojalá que todo resulte como lo quieras y ojalá que nunca tengas que sentirte como me sentí yo contigo. Te deseo todo el éxito del mundo y por sobre todo te digo que seguiré estando aquí para tí, ya que lo que murió, fue lo que potencialmente podríamos haber sido, mas no lo que ya teníamos y tenemos que es una bella amistad.

Creo que tampoco negaré que aún te quiero y te seguiré queriendo. Eso no puedo remediarlo ni tampoco puede negarlo mi razón; el cambio es otro: el cambio no es dejar de quererte, sino que el dejar de sufrir por hacerlo.

Nos veremos entremedio de las calles, en una película, en un libro... ó en cualquier lugar. Sabes que si me buscas, me encontrarás. Lástima que no funcione inversamente; pero como te dije: yo ya no sufriré por eso.

La aventuras de la Srta. X

Mientras mis compañeros se reventaban la cabeza tratando de aprenderse fechas, monarquías, tratados y eventos que pasaron hace ya más de 500 años, yo trataba de encontrar a alguien que me acompañara a Sobras Film Festival. Iban a dar "Saved". No me lo podía perder.
Mis dos opciones de acompañantes me cambiaron por los libros y la responsabilidad, así que tuve que ir sola. No hubo drama. Siempre me dije que algún día lo haría: ahora era el momento. Tomé mi fiel discman (que vendría siendo como mi cita de reemplazo; siempre fiel, nunca me falla), y caminé hasta el teatro Oriente donde, por primera vez en un lugar público, vería una película sola.
Compré la entrada y me puse a esperar en la puerta hasta que fuera la hora. La gente pasaba y yo miraba como si estuviera esperando a alguien mientras mi cabeza se burlaba de mis ilusiones. Fue ahí cuando yo me reí de mi cabeza; sí me encontré con alguien: Cristóbal (viste que sí me acordé de tu nombre) más conocido como el Sr. X himself. A él lo conocí el miércoles pasado en el primer día del festival Sobras. Ya ni me acuerdo por qué, pero empezamos a hablar. Me cayó bien; así que a falta de acompañantes, nos reímos con "Saved" juntos.

Cuando terminó la película ya me iba haciendo la idea de irme a mi casa, así que salí y volví con mi cita original: mi discman; y mientras trataba de recordar cuál era la canción que dejé a medio escuchar antes de entrar a la película, una voz interrumpe a Raine Maida y me saluda. Era Nicolás. Había visto la película, pero al parecer llegó ó antes ó después que yo, porque no lo había visto. Nos pusimos a conversar un rato; llegó todo el resto de la gente; dimos un par de vueltas y nos reímos. Luego me dice que va a empezar "Personal Velocity", que entremos a verla. Como no había pasado ninguno de los 2 anteriores días en mi casa, dudé que mi vieja me diera permiso, así que dando las excusas pertinentes, les dije que me iba. No me dejaron; en verdad yo tampoco quería irme, pero no sabía que era peor, perderme la película ó que mi vieja me subiera y bajara a chuchadas.
Después de tanta huevada, decidí llamarla. No perdía nada.
¿Les ha pasado alguna vez que uno ya asume que le van a mandar la puteada, y en vez de eso llegan y te dicen que sí al tiro sin ningún problema? bueno, eso fue exactamente lo que pasó. No hice preguntas. Sólo dije "Bien. Yo te llamo. Nos vemos, chau". Estaba segura de que si hablaba un segundo más, ella cambiaría de idea.

Ví "Personal Velocity" y me tomó todos los créditos recuperar el aliento que me quitó la película. Hacía mucho que una sucesión de imágenes no me dejaba ese vacío de aire comprimido en el pecho. Cristóbal se quedó conmigo viendo cómo pasaban los nombres: "Es hermosa" me dijo. Esa era la palabra; la película era hermosa. Punto. Sólo ahí fue cuando pude respirar.

Salimos del teatro y nos encontramos con la escena de comentarios post-película nuevamente; esta vez, matizado por un abaníco de celebridades de todos lados (¿qué hacía Trivelli ahí?, aún no lo sé). Cristóbal y yo nos reíamos de nuestro carácter de "X" y de cómo Nicolás se paseaba de grupo en grupo no pudiendo quedarse quieto ni un sólo momento.
Luego de hablar un rato de la vida y sus demáses, era hora de entrar a la competencia de cortos. Esta vez sí que no podía entrar. Tenía que irme; el milagrito del permiso no me iba a pasar 2 veces. Me despedí y me encaminé a mi casa con mi querido Raine Maida cantándome al oído.

Esta vez sí que la hice de oro: iba abriendo la puerta de la casa cuando mi madre me llama al celular. Al saludarla me dice "justo te estaba llamando para que te vinieras". Uff... justo a tiempo.
Así que no sólo ví dos películas increíbles, sino que también me ahorré (y de pura suerte) la puteada de mi madre. Life really can't be sweeter.

Sunday, December 05, 2004


La serie de culto: Sex & the city. Ladies (and you know who I'm talking about) I love you all; without you, this year woudn't have been possible to survive. Thank you.  Posted by Hello

¡¡¡FREEDOM!!!

Este viernes se acabó todo. Di mi primera y última prueba, y mi primer paso a 3 meses de total libertad y relajo.
Estaba sentada en mi banco de siempre, con los compañeros de siempre sentados a mi alrededor y mientras mi cabeza terminaba de calcular el perímetro de ya no sé qué cosa, desde el otro emisferio de mi cerebro, una voz me gritaba "estás a un ejercicio de la libertad". Cuando lo terminé, la felicidad tomo posesión de mí. Creo que reía en el momento en que puse la prueba en el escritorio del profesor. Cerré esa puerta azul por última vez en el año y me di cuenta que el aire olía distinto: olía a libertad; a vacaciones.
La Jesu me divisó a lo lejos y me gritó "¡Sandra, somos libres!" y yo le grité de vuelta "¡Somos libres!".

¿Y ahora qué? pasarlo bien.

Desde aquél momento en que la Jesu me abrazó y me dijo que no podía creerlo, no he parado. He tenido un carrete non-stop por las últimas 36 horas. Terminando la prueba, nos fuimos a la casa de la Lelo y tomamos sol toda la tarde escuchando de la buena música y pelando el cable como de costumbre. Luego en la noche y después de jugar un buen "Yo nunca", tuvimos carrete del bueno. Su asadito, su buena música, su buen-buen baile, sus buenas risas y por supuesto, el nunca bien ponderado pero excelente, "Duelo de pasarela". Haré de eso un clásico.
Lo pasamos increíble; especialmente cuando el nivel etílico de algunas personas alcanzó niveles fuera de lo normal y la guata me dolía de tanto reírme.
Llegué cansadísima a mi casa a eso de las 3AM.

Hoy me levanté a las 8:49AM (cómo me revienta no poder dormir hasta más tarde), y luego de cumplir mis respectivos deberes humanos de fin de semana, me encaminé a la casa de la Eli para enseñarle Sociales.
¿A eso llamas carrete?
Sí. Especialmente cuando estudiar es lo menos que se hace y llegan invitadas inesperadas. No sólo no estudiamos todo el día como teníamos presupuestado, sino que estudiamos sólo la última hora y media que estuve ahí (hora y media bastante productiva por lo demás); previo a eso, hicimos un "continue" a mi maratón de bronceado y nos pasamos 2 horas en la piscina tomando sol. Qué perra vida.

Son las 9:41PM y estoy reventada (además de media adolorida).
Estoy cachando si es que voy mañana al Sobras Film Festival. Quiero ver "Saved". Mandy Moore y Jenna Malone me llaman. Además, me encantaría ver una película en la cual Macullay Culkin tiene más de 11 años: ha madurado el chico... aun que prefiero a su hermano; pero bueno... como dicen por ahí "peor es nada".

Se nos viene Italia. La otra vez, hablando con la Jesu, me di cuenta de que quiero tomar este viaje como el cierre de una etapa de mi vida. Una etapa en la que no lo he pasado del todo bien, en la que me he sacado la cresta, en la que he madurado mucho y he crecido más de lo que me gustaría admitir. Pero estoy contenta. Este viaje es algo que he esperado desde que tengo memoria, y que venga en este momento precisamente, no puede significar más que realmente lo merezco. Voy a volver mejor que nunca. Voy a pasarlo mejor que nunca. Será una experiencia nueva, increíble y memorable. Estoy ansiosa.

De golpe, siento que he sobrevivido. Siento que soy grande, que me la puedo. Ya nada puede matarme. Estoy demasiado felíz. Por primera vez en mucho tiempo, puedo decir que estoy muy feliz y mi guerra interna acaba de firmar un tratado de paz temporal.

Saturday, December 04, 2004


Me he dado cuenta que desde que ví "Pump Up The Volume", he desarrollado una afición por Christian Slater. Lástima que esté tan desaparecido. Nunca supe lo que pasó con él en "Alias". Camila, él nunca apareció en "Saved by the bell", el mino que tú me decías tenía un personaje que se llamaba Slater, pero créeme que no fue Christian Slater. Me debes 2 Coca Light.
 Posted by Hello

Thursday, December 02, 2004

Tomorrow the sun will rise (Mañana saldrá el sol)

Esto es algo que escribí más ó menos en Julio del año pasado. Lo tenía guardado entre mis escritos y por alguna extraña razón, hoy me llamó y lo leí.
Me parece que está escrito con algo de despecho, pero al fin y al cabo, algo de verdad tiene.

Espero les guste.
Tomorrow the sun will rise
(original)

After sunset, comes sunrise; and after an “up”, comes a “down”. In this particular case, I was climbing a hill… then the worst thing happened: I arrived to the top of the hill. What comes next? Climbing down, or in my case… falling down. My life couldn’t seem to get worse: Everything was perfect, every thing was in place, or at least I thought so, that was until someone took the mask out of my eyes, and let me see what was really going on. I was blinded. Completely blinded. What could be so horrible, that didn’t let me see what was going on around me? Who could be so mean, to let me fool myself and believe that everything was absolutely perfect, when the truth was, everything couldn’t be further from that? All is reduced to one, short and simple word: love, or what at least I thought it was love. Its amazing how fooled I was.
Love gives one the image of a perfect world. Gives us the opportunity to not to care about things that we would usually care about, and not because you’ve changed, or because your mind has changed; its just because, the only thing one cares about, is the person you’re in love with.
Sometimes, this is a good thing. It lets us know what the important things in life are. The things beyond duty, and responsibility; the things one would die, and live for.

Everyone wants to love, and to be loved: “The greatest thing, you’ll ever learn, is just to love, and be loved in return”. The question is: What if its not love what we really think it is? What if we think we love someone, when we really don’t? Where does this leaves us? In conclusion, if it’s not love, then you’re screwed.

Love never fails. Love is perfect. Love makes us happy. If it is such a great thing, then, why do we think it’s so easy to find? This question can be answered in two ways: whether we’re too desperate or we have our hopes too high. The thing is, that in a lifetime, love can be found just once or twice, and we, naively think that the next time, its going to be THE time. Maybe it is, maybe it isn’t, but that is a risk we’re all willing to take if it’s necessary to find it.
So after one and another disappointment, we do the same cycle: Cry, get over it, move on, keep our hopes up, and wish the next time, one can start a new cycle.
Mañana saldrá el sol
(traducción)
Luego del ocaso, viene el amanecer; y después de un "arriba", viene un "abajo". En este caso en particular, yo estaba subiendo una colina... y luego llegó la peor parte: llegué a la cima. ¿Qué viene después? bajar; ó en mi caso... caer. Mi vida no podía empeorar: todo era perfecto, todo estaba en su lugar ó al menos así lo pensaba. Eso, hasta que alguien sacó la benda de mis ojos y me permitió ver qué era lo que realmente pasaba. Estaba ciega. Completamente ciega. ¿Qué podía ser tan horrible para no dejarme ver lo que estaba pasando a mi alrededor?; ¿Quién podía ser tan morboso como para dejarme que yo misma me engañara y creyera que todo era tan perfecto cuando, en realidad, eso no podía estar más lejano a la realidad? Todo es reducido a una corta y simple palabra: amor, ó por lo menos lo que yo creí que era amor. Es increíble lo engañada que estaba.
El amor nos da la imagen de un mundo perfecto. Nos da la oportunidad de que no nos importen cosas que, usualmente, nos importarían. Y no porque has cambiado tú ó tu mente; es sólo que, cuando uno está enamorado, lo único que te importa es la persona que amas.
Algunas veces, eso es bueno. Nos permite saber las cosas importantes de la vida: las cosas que van más allá del deber y la responsabilidad; las cosas por las que uno podría morir y vivir.
Todo el mundo quiere amar y ser amado: "la mayor cosa que aprenserás en tu vida, es a amar y a ser amado". La pregunta es: ¿Qué pasa si, lo que creemos ser amor, no lo es?; ¿Qué pasa si creemos amar a alguien, cuando realmente no lo hacemos?; ¿Dónde nos deja eso?. En conclusión, si no es amor, estás cagado.
El amor nunca falla. El amor es perfecto. El amor nos hace felices. Si es una cosa tan extraordinaria, ¿por qué pensamos que es tan fácil de encontrar?. La pregunta puede ser contestada de dos maneras: ó estamos muy desesperados ó tenemos nuestras esperanzas muy altas. La cosa es que, en una vida, el amor puede ser encontrado una ó dos veces; y nosotros, ingenuamente, pensamos que la próxima vez será la que realmente valga. Talvez lo sea. Talvez no, pero ése es un riesgo que estamos dispuestos a tomar si es necesario para encontrarlo.
Entonces, después de una y otra decepción, hacemos el mismo ciclo: lloramos, lo superamos, nos esperanzamos y esperamos que, la próxima vez, uno pueda empezar un nuevo ciclo.

Wednesday, December 01, 2004

Pensamiento aporte #1: "Mi vida es un trailer"

Hoy en medio de la calle, hablé con un amigo con el cuál hacía tiempo no entablaba una conversación de más de 2 respuestas. Extraño considerando que tanto él como yo, hablamos mucho.
"No importa dónde. Obvio que quiero encontrar al hombre de mi vida, acaso ¿tú no quieres encontrar a la mujer de tu vida?"
"Eso parece sacado del trailer de alguna película..." me dijo.
"Mi vida es un trailer" le dije de la nada; "ése es el drama: es un trailer y no una película entera".

Eso se quedó conmigo mientras dejaba atrás Pedro de Valdivia: "mi vida es un trailer". Luego cruzando el puente, me pregunté ¿por qué un trailer?.
Porque está llena de frases medias cliché que me quedan dando vueltas en la cabeza; porque para el resto, se ve más entretenida de lo que realmente es; porque las personas que la ven, saben de los clímax, de los momentos dramáticos, de los momentos graciosos, pero al mismo tiempo obvian lo que hay entremedio de ellos; porque están todos esos personajes predeterminados: la amiga media loca, el amigo del alma (ó novio frustrado, como quieran llamarle), el chico que entra y sale de escena, la amiga media revolucionaria, la madre comprensiva, el hermano que te ama/te odia.... todos apareciendo con comentarios en off mientras muestran las acciones en la pantalla. Porque tiene un principio, una bonita canción de fondo y un final.

Es raro... pero al fin y al cabo, todos los trailers lo son.

Tuesday, November 30, 2004

Sudden twist

No me la creo.... ya no hay más. No más clases. No más interminables 45 minutos, no más mirar al profesor fingiendo que te importa lo que dice cuando en verdad no estás conciente ni de qué color es su camisa. No más.
Hoy tuve mi último de todo: la útima hora de sociales, la última hora de eje, la última hora de inglés... creo que nunca en mi vida fuí tan felíz.

Ahora vienen las pruebas... no para mí. Para mí no hay pruebas: me eximí de todo... bueno, con excepción de matemática (donde un 4.6 me negó las 2 décimas que me faltaban para la gloriosa eximición).
No tengo idea de cómo... pero todos los promedios dieron 6.5. No voy mañana al colegio. Pasado tampoco. El viernes a las 11:30 de la mañana, termina todo. Por fin...

La sonrisa reina en mi cara y no quiere salir de ahí. Valió la pena.... puta que valió la pena.

Este es un homenaje a mi querido curso ahora que se acabaron las clases: el Viaje de Estudios 2003.  Posted by Hello

Día Inútil

Hoy tuve el día más inútil de mi vida. No es broma. No hice nada.
"¿Cuál es la gracia de eso?" se preguntarán "¿acaso es el primer día de tu vida en que no haces nada?". No, por supuesto que no. Pero sí es uno de los pocos días que he tenido, en que el que se "supone" que haga algo y no hago nada.
Pero, ¿cómo es que no se hace nada cuando tienes 8 horas de clases? No preguten... digamos que la pajeritis no sólo ataca a los alumnos, sino que también a los profesores.

Así fue como perdí 8 horas de mi vida hoy: haciendo nada. ¿Quieren más? no me eximo de matemática. El 4.6 cagó mi vida y me privó de las 2 insignificantes pero importantes décimas que necesito para eximirme. Me tengo que resignar.

Mañana es el último día de clases. Creo que voy a llorar. El miércoles empiezan las pruebas de nivel: se nos viene el último round.
Fuerza... fuerza...

Sunday, November 28, 2004

Track 4: "Everything you want" by Vertical Horizon

Esta es una de esas canciones de las que escuchas un poco en un comercial ó algo así. Ese poco se te queda pegado y lo cantas una y otra vez, siempre llegando al mismo punto para darte cuenta de algo: no te sabes el resto de la canción. De hecho, no sólo no te lo sabes, sino que tampoco lo has escuchado y por ende, no tienes idea si es que realmente te gusta. También te das cuenta de que no sabes cómo se llama la canción, ni tampoco el grupo que la canta. Temes que nunca lo sepas y que nunca la escuches denuevo: es ahí cuando, ó te vuelves loco buscándo ó tienes un poco de cuerte.
Yo tuve suerte.
Escuché parte del coro en un comercial del Fox... de esos que promocionan películas que viste hace mil años en el HBO. Entremedio de esas imágenes escuché: "He's everything you want, he's everything you need..." y eso fue lo que canté en mi mente por un tiempo, siempre lamentandome de que no sabía cómo terminaba el estribillo. Pasó un tiempo y mi conocimiento de la canción aún se limitaba a esa frase.
Un día, veía videos medios NN en ViaX... como siempre; así fue que apareció este tipo con un look medio skinhead pero vestido como cualquier tipo normal bajo el sol, cantando "He's everything you want...". Fue así que conocí Vertical Horizon. Desde ese momento, se podría decir que me enamoré de esta canción. Nunca he entendido bien la letra ó el sentido de la canción en sí, pero me gusta la idea que me da. Incluso si es que esta, está errada.
Bájenla. Escúchenla. Traten de sentirse un poco identificados como yo, y si la entienden... me avisan.

Somewhere there's speaking
It's already coming in
Oh and it's rising at the back of your mind
You never could get it
Unless you were fed it
Now you're here and you don't know why
But under skinned knees and the skid marks
Past the places where you used to learn
You howl and listen
Listen and wait for the
Echoes of angels who won't return
He's everything you want
He's everything you need
He's everything inside of you
That you wish you could be
He says all the right things
At exactly the right time
But he means nothing to you
And you don't know why
You're waiting for someone
To put you together
You're waiting for someone to push you away
There's always another wound to discover
There's always something more you wish he'd say
But you'll just sit tight
And watch it unwind
It's only what you're asking for
And you'll be just fine
With all of your time
It's only what you're waiting for
Out of the island
Into the highway
Past the places where you might have turned
You never did notice
But you still hide away
The anger of angels who won't return
I am everything you want
I am everything you need
I am everything inside of you
That you wish you could be
I say all the right things
At exactly the right time
But I mean nothing to you and I don't know why
And I don't know why
Why
I don't know

Saturday, November 27, 2004


Esto es lo último que pinté. Se podría decir que es una versión alternativa al autorretrato que hice el año pasado (el cual por alguna razón, nunca me gustó. El que me obliguen a pintar nunca me ha inspirado mucho). Aún desconozco la razón por cual no me pude pintar: la chica del cuadro no se parece a mí. Pero eso poco me importa. Posted by Hello

Cuando las ganas no son suficientes

No importa cuánto quiera terminar esto lo mejor posible, al parecer siempre va a haber algo que me lo impida: esta vez soy yo misma. Mi cuerpo en realidad.
A pesar de que mi mente se ha mantenido intacta al stress, no puedo decir lo mismo de mi cuerpo. Estoy enferma. Mi garganta me arde y hasta hablar me resulta un martirio. Y esto me ataca justo al final. Justo cuando veo la recta final en frente mío... no: demasiado bueno para ser verdad.
No importa: eso me pasa por dormir con la ventana abierta. Tendré que bancarmela. Esto no pondrá en mi camino... en verdad sí. Sólo espero estar lo suficientemente conciente para hacer las pruebas de nivel. Deseenme suerte.

Wednesday, November 24, 2004

De profesión: malabarista

Acabo de almorzar con la Cami. Ella tiene cita con el psicólogo. Se queja de que no ha dormido más de 4 horas diarias en la última semana.
"¿Por qué?" le pregunto.
"No tengo tiempo. Tengo que estudiar".
Cualquiera diría que ella exagera. Pero no. No exagera, yo le creo. Yo lo sé.
Le digo que eso es insano; que de alguna forma, tiene que encontrar tiempo para dormir ó su cuerpo en cualquier momento colapsará.
Junto con decirle que no puede hacer eso, le digo que estoy sorprendida de mí misma. Le digo que no sé cómo, pero he manejado el escaso tiempo que tenía esta semana de manera que no he colapsado ni he dormido poco, y para mi impresión, hoy no tengo mucho que hacer.
Mientras se lo digo, ni yo tampoco me lo creo.

"I've been a juggler" le digo. "He hecho malabares con el tiempo, y no tengo idea de cómo..."
Ella me mira como si me envidiara. Se ríe y me dice:
"Eso porque te has robado el mío".
Las dos reímos.
Nos paramos y seguimos la pelada de cable en el baño. Luego le deseo suerte con el loquero y me voy.
Ella se da vuelta y me grita:
"Vienes en la noche, ¿no?"
La Cami baila flamenco hoy en la noche.
"Obvio... no me lo pierdo" le digo mientras me alejo.

Voy caminando por el maicillo, veo a grupos de teatro ensayar en el pasto y a deportistas yendo a entrenar; y mientras todo el mundo pasa a mi lado, pienso en el día que he tenido. En lo poco que queda... ya casi me es increíble.
Creo que nunca en mi vida había estado tan ansiosa por terminar el año. Nunca había estado en 3ero medio. Gracias a Dios. Agradezco más que nunca lo estaré denuevo. Y puedo parecer una pendeja llorona, lo sé. Muchos pueden decir "No seas llorica, eso no es nada. Espera a la universidad".
Tienen razón. Esto no es nada. Pero aún así estoy cansada y ansiosa y no puedo esperar a terminar con todo esto, a levantarme y no pensar en lo que tengo que hacer, sino en lo que no tengo que hacer: en lo que quiero hacer.

Hoy caminé por Providencia. Hoy me acordé de él. Denuevo. Cómo odio que eso pase... cómo odio pasearme por las calles creyendo que tal vez lo encuentre entre las gentes que corren como si fuesen a morir mañana. No quiero hacerlo más. Quiero olvidarme... quiero olvidarlo. Déjame, por favor déjame.
¿A qué le tengo miedo?
A que no quiera verme.
¿Qué creo?
Que justamente, esa es la verdad.
¿Qué es lo que quieres?
Terminar con esto. De una vez por todas.Dame un fin. Dame un "Continuará...", cualquier cosa; pero dame algo. Por favor.

Monday, November 22, 2004

1 day down... 3 more to go

Uf... por fin se terminó el lunes. Ya hice mi prueba de geometría y aun que no he entregado el trabajito de música, ya lo tengo hecho. Filo... no importa. El colegio ya no tiene la facultad de estresarme; llegué a un punto en que ya los trabajos, tareas y pruebas no son más que una molestia de la cual me deshago rápido.
Se huelen las vacaciones, se siente la libertad y casi puedo saborear el ocio. Oh sí... ya ni siquiera tengo idea de qué haré cuando por fin se acaben las clases y las pruebas. Tengo citas pendientes... pretendo cobrarlas. Pero lo más probable es que él me haga el quite denuevo. Creo que ya me harté definitivamente; aun que dije lo mismo hace un mes atrás. ¿Quién me entiende?
Bueno... creo que no he tenido mayores reflexiones en el hoy por hoy.
Lo único que realmente vale la pena rescatar de mi día fue la obra de la Coni en teatro: por alguna extraña razón, la locura me pareció hermosa. Tan armónica, tan alucinante, tan.... no sé. En verdad no sé por qué me llamó la atención esa obra ambientada en un psiquiátrico, pero lo hizo. Me hubiese gustado actuar en ella. Pero bueno, así es la vida... no siempre se tiene lo que quiere.

Y eso se aplica para muchas cosas.

- 29 days and counting....
-3 (or are they 5??) days and counting...

Sunday, November 21, 2004


Estos son algunos de los CD's de mis grupos favoritos... falta The Calling... la foto era muy grande y como que no pude meterla. Filo... la intención es lo que cuenta. Volveré pronto... media muerta, pero volveré! Posted by Hello

Friday, November 19, 2004

Señales de vida

No me la creo, pero acabo de terminar mi penúltima semana de clases y sigo viva. Hace una semana atrás en serio pensé que estaría colapsando para estas alturas. Pero no. Sigo viva. Con mucho trabajo, pero viva al fin al cabo.
Esta semana ha sido buena. Debo admitirlo: hoy no tengo nada por qué quejarme. Gracias a la benevolcencia de mi profesor de sociales, me eximí de la prueba de la misma materia. No puedo estar más felíz. Ahora la única que me preocupa es la de biología, ya que el 4.4 que me saqué en la prueba pasada (¡¡nadie puede sacarse mejor nota con preguntas tan ambiguas!!), 0 posibilidad de eximirme. El resto es castellano (donde todavía guardo la esperanza de poder eximirme) y matemática (si es que me saco un 7.0 en la próxima prueba, me eximo) de los cuales, si no me eximo, me va a dar lata por ser pajera no más. Pero bueno... así es la vida. Son cosas del fútbol.

Creo que nunca en mi corta vida había estado con tantas cosas encima. Esta semana dí dos obras de teatro... ¿normal? no... no creo. Da lo mismo. ¡Me saqué un 7.0 en las dos! aun que creo que no fuí la mejor representación de la novia de "Bodas De Sangre", creo que por lo menos me alcanzó para un nivel escolar decente. Bien por ese lado.

La próxima semana es la prueba final: la última semana del año. Y estoy tapada de pruebas... que más encima, no son las pruebas 30%.... no. Son de las notas que los profesores te hacen dar a último momento cuando se dan cuenta de que les faltan notas qué poner en tu maldito informe. Al final tú cagas. Son brillantes.

Aquí hay un pequeño preview de mi infernal semana:
Lunes: prueba geometría, entrega de trabajo de filosofía y entrega de trabajo de música (no he estudiado ni hecho ninguno hasta ahora. Son cortos, así que aún no entro en colapso)
Martes: prueba física y prueba de eje (si es que el diablo eligiése un día para venir a la tierra, eligiería el martes)
Miércoles: prueba de matemática y entrega trabajo de biología para subir mi hermoso 4.4 (vamos que se puede....)
Jueves: ¡¡¡NO TENGO NADA!!!
Viernes: mientras todo mi colegio se queda en su casa durmiendo (no hay clases, porque es la graduación de los 4tos medios), yo tendré que levantarme igual y ponerme el uniforme: acto de presencia del CDA en la ceremonia. Hermoso. Siempre termino igual.

Luego de esto... tendré las famosas pruebas de nivel. Y después... libertad, oh dulce libertad. Quedan 4 días de clases... vamos que se puede, Sandra.

Necesito apoyo.

43 days and counting...
4 days and counting...

No soy una víctima de la moda, pero sí una víctima de aquellos diseños locos... por una vez, me gustaría dibujar algo así... (Dibujo por Jordi Labanda) Posted by Hello

Wednesday, November 10, 2004

And the countdown begins...

After a shitty week (or what has been of it), I've decided to get things done. Now and quickly. My grades have been going down radically and I'm starting to lose my mind with that, so here's what I'm going to do: I'm going to work my ass off for the rest of the year (school period... same fucking thing) and then, I'm gonna have the best vacations I've ever had.
So, you won't be seing much of me for a while for I 'll be studying and working so I don't have to settle for a private-paid collage once I finish school (no offence).

11th grade sucks. This year has sucked big time. But I'll get through it. God knows I'll get through it. And I'll survive... fuck no! I'll will live and I will be fine!!

Ok. Let's cut the crap a while: so, because I'm gonna be studying and working and trying not to kill myself in the attemp to finish 11th grade, I'm gonna have to leave the blog a while. I know almost nobody reads this, but for the ones that do, it's better to leave some kind of note. Well, the shit is, that I won't be writting a lot like I use to, but of course that I'll give some life signal once in a while, and of course I'll write before I go to Italy... and while I'm there if I have a little time!

Well... this is it! try to post a comment once in a while to see if you like this blog or not. That would really cheer me up, and it would help me to get to know you guys a little better.

This is Sandra siging out and saying bye to you all... see you all later! please post comments so I know I'm not talking to myself here!

Vacation countdown: 11 days




Para los que no cachan qué cresta escribí, aquí va la traducción:

"Luego de una semana como la mierda (ó al menos lo que ha sido de ella) he decidido hacer las cosas. Ahora y rápido. Mis notas han estado cayendo radicalmente y estoy volviendome loca con eso, así que esto es lo que voy a hacer: voy a trabajar como loca por lo que queda de año (por lo que queda de colegio... la misma huevada) y luego voy a tener las mejores vacaciones que he tenido.
Por eso no me van a ver mucho porque voy a estar trabajando y estudiando para que cuando salga del colegio, no tenga que conformarme por una universidad privada (sin ofender a nadie).

3ero medio apesta. Este año ha apestado pero brígido. Pero lo superaré. Dios sabe que lo superaré. Y voy a sobrevivir... No! voy a vivir y voy a estar bien!

Ok. Paremos de pelar el cable un rato: Por estar estudiando, trabajando y tratando de no suicidarme en el intento de pasar 3ero medio, voy a dejar el blog por un tiempo. Sé que casi nadie lée esto, pero para los que sí lo léen, es mejor dejar una nota. La cosa es que no voy a estar escribiendo tanto como solía hacerlo, pero pr supuesto que daré señales de vida de vez en cuando y que escribiré antes de irme a Italia... y desde Italia si es que tengo un poco de tiempo!

Bueno, traten de postear de vez en cuando para ver si les gusta el blog ó no. Eso me alegraría y me ayudaría a conocerlos a uds. un poco mejor.

Bueno, esta es Sandra despidiendose... nos vemos! posteen algo para saber que no hablo sola!

Cuenta regresiva para las vacaciones: 11 días"

Monday, November 08, 2004

Hipocresía

Casi me das asco. Eres un hipócrita. Te quejas del mundo, te quejas de la gente, dices ser incomprendido y rechzado, y lo que más tienes en este mundo es aceptación y cariño. Y tú no lo ves.
Dices que no tienes suerte, que las mujeres no te pescan, que sufres por problemas amorosos y que en tus libros, sólo se cuentan historias de despecho y desilusión. Dices que todos los que te rodean, son unos imbéciles y algunas veces pienso que el más imbécil de todos, eres tú; porque te quejas de carecer de cosas que tienes a tus pies. Y tú no los ves. Y tú no los pescas.

Me das rabia. Eso es lo que me pasa contigo. Te sé inteligente, más talentoso que cualquiera que conozca, único y uno de los pocos hombres con un poco de cerebro en estos días, en que cualquiera puede repetir un comentario tirado en las noticias y parecer culto. Pero tú no. Tú eres diferente, aun que no lo creas, lo tienes todo. Y no te das cuenta. Y te quejas de eso. Te quejas de que nadie te quiera, te quejas de que las cosas no salen como quieres, de que todo es tan triste, de que todo es una mierda y esperas sentado como un idiota, mirando tu reloj cada cinco minutos, a que esto pase.

No me creo que seas así. No me creo que te creas despreciado y falto de amor cuando he vivído el último tiempo de mi vida respirando tu aire, alimentandome de tus recuerdos y palabras, deleitándome con las canciones que me recuerdan a tí y recreando escenas pasadas en un escenario tan cotidiano como la calle misma.

Me dan ganas de encontrarte algún día en esa concurrida avenida y decirte a la cara que eres un imbécil; decirte con una penetrante mirada que eres un hipócrita que rechaza al amor al mismo tiempo que dice no querer otra cosa; que lloras triste en la noche por cosas que el mundo te entrega en bandeja.

Yo ya ni siquiera sé para qué me molesto. Ni siquiera sé por qué me siento como me siento contigo. Realmente no lo sé. Pero quiero cambiar. Quiero dejar de quererte tanto, quiero superar esta prueba y seguir con mi vida.

Tu recuerdo siempre estará en la parte posterior de mi cabeza, y a pesar de toda la rabia que me provocas, te sigo queriendo. Creo que eso me enoja aún más, porque me convierte también a mí en una hipócrita: que te quiere y que te odia al mismo tiempo.

Perdóname por ser tan violenta, pero es que ya no puedo más. No puedo dar un paso más sin dejar todo esto en claro.

Ojalá que sea capaz de repetirte esto a la cara. Ojalá que todo mi cariño por tí, no se quede con el recuerdo de tu presencia. Ojalá que no sea yo la única que no quiere dejar al otro ir. Ojalá que esta rebeldía contra mis sentimientos no me dure hasta que tu voluntad así lo quiera.

I'm fortune's fool...



Echo de menos a Shinji y a su actitud pseudo-depresiva. Recuerdo que solía entreterme dibujando su rostro medio andrógeno... Posted by Hello

Por el dragón

Tener a una horda de prepúberes a tus espaldas gritando himnos de tu colegio e insultando a los mismos chicos de otros colegios con los que después hablan por MSN, puede parecer increíblemente adecuado luego de todo un día de gritar, saltar y bailar en una barra colegial en el Estadio Nacional (¡verso!).

Sí, porque es aquella época del año en que cualquiera que no lleve tu mismo uniforme de lunes a viernes es un hereje, y una especie de xenofobia por cualquiera de ellos, corre por tus venas. La época en que se te olvidan todas las cosas malas que odias de tu colegio y te baja esa especie de amor por la insignia de lo que sea que traes puesto. Sí, señoras y señores, es la época del Santiago Atlético, donde por una vez en tu vida, te sientes orgulloso y adoras a esos atletas con privilegios que vienen siendo el equivalente a los jugadores de fútbol americano de las películas adolescentes gringas.

Hasta para mí, esto es exitante, y ha sido más ó menos el eje en el que ha girado mi trabajo las últimas semanas. Todo salió increíble, gente gritando, no tengo voz ni tampoco la mitad del colegio... increíble. Simplemente increíble. Hubo una sola cosa que (por lo menos a mí) me jugó en contra... bueno, de hecho varias; pero por sobre todo: el sol.

Long story short: en el bus de vuelta y hablando de la vida con Máx, la cabeza me reventaba y me sentía horrible. Para cagarla más, Yo era la mayor ahí, y el que seguía era Máx (1ero medio). Ó sea, el bus estaba lleno de pendejos gritando como si no tuvieran pulmones y que tenían un serio problema con el Verbo Divino. Mis oídos reventaban, y el odio por el mundo me afloró en un arranque de ironía peor del que tengo en estos momentos; con decir que si no hubiese estada tan mareada, me hubiese parado a callarlos uno por uno. Pero ni para eso me daba.
Al bajarme fue peor: en la escala de "¿Qué tan malo es que se te siga moviendo el piso una vez fuera de un vehículo en movimiento y sin ninguna gota de alcohol en la sangre?", yo estaba MAL.

Para seguir resumiendo esto, les digo que ni siquiera un mino (muy mino por lo demás) a mi lado no fue suficiente para hacerme sentir mejor.
Fue así que me desplomé en mi cama, y luego de ingerir algo de azúcar (¿mencioné que no comí azúcar en más de 13 horas?), me quedé dormida como nunca me he quedado.

El Santiago Atlético siguió su curso hoy día. Yo no fuí, mi vieja con su preocupación maternal, me mandaron a la mierda luego de verme como estaba ayer.
Mañana no voy al colegio: La mujeres ganaron. Lunes feriado. Parece sacado de un sueño.

Bien Saint George. Bien Dragón.... ¡¡Puta que eres grande!!

Saturday, November 06, 2004

Traición y desilusión

Mientras ella hablaba yo me quedé callada. Con la mirada baja y con mi pelo cubriendome lo que se podría haber visto de mi rostro. La verguenza reinaba en mi mirada y creo que de no hacer tanto frío, me habría parado y habría dicho algo; pero ¿qué cabía decir? la decisión ya estaba hecha: nos poníamos de acuerdo con una coartada, inventaríamos una mentira para hacerla pasar por la verdad.
Me sentía asquerosa. No debería haberme sentido así. No era yo la involucrada en todo esto. No era yo la que había cometido el error. Pero me sentía horrible. Me sentía traicionada por todos ellos; y en verdad, la mayoría no me importaba pues para mí, ellos pasaban por idiotas. Fue ella la que me supo dónde golpearme.
Y me dolió.
Y caí.
Y me pregunté por qué.
Y no hubo respuesta.

No pude dejar de pensar en lo decadente que eramos todos en ese momento: como niños pequeños que se reúnen a inventar qué le van a decir a mamá para encubrir el hecho de que rompieron ese jarrón tan querido por ella.
Pero no eramos niños pequeños. Eso era lo gracioso.

Por primera vez, te entendí completamente: entendí lo que era peder la fé en tus iguales, en esos mismos que te rodean todos los días.
Sentí que toda mi maduréz, se iba al caño. Sentí que volvía a tener 4 años. Y no me extraña. La situación no ameritaba menos.

Puede que sea una exageración, pero me sentí traicionada. Desilusionada. Nada fuera de lo normal: sólo una de las tantas veces que tengo que enfrentar estos sentimientos.

Thursday, November 04, 2004

En imperativa necesidad por un abrazo

Es horrible darse cuenta lo rápido que es posible cambiar de humor en un día. Cómo puedes pasar de estar saltando en una pata, a mandar a todo el mundo a la mierda.
Y es que así ha sido mi semana hasta ahora: me he pasado de un humor a otro. Pero hoy todo, sencillamente, pareció superarme.
Al parecer, el esfuerzo que he hecho todo el semestre por poder eximirme de la prueba de nivel de matemática a fin de año, se fue al caño. ¿Por qué? por la misma matemática: simplemente un 4.6 no te da para un 6.5 cuando se promedia con el promedio 6.7 por el cual luchaste todo el puto semestre. Y al parecer, a los profesores les importa tan poco como a la matemática misma.

Al mismo tiempo, es difícil sentirse con tanta rabia por dentro, cuando tus amigas se sienten tan miserables como tú; todas por distintas razones, pero por un factor en común: el maldito sexo opuesto; el eterno enemigo íntimo.
Después de pensarlo un poco, yo también me podía incluir con el resto de mis amigas. Y ahí estaba sin duda; pero al parecer la cosa de la nota de matemáticas le ganó a cualquier otro problema que estuviera perturbandome. ¿Un poco egoísta? creo que sí... pero bueno, no está mal pensar en uno mismo de vez en cuando; especialmente cuando se trata de tu propio maldito fracaso.
No había realmente sentido el peso de mi enojo, hasta que me veo con los ojos vidriosos, rompiendo un papel y contándole mi frustración a la Cami en medio del patio, mientras ella me mira con esa cara de comprensión de psicóloga que ella tiene. Y me da tanta rabia. Me da tanta impotencia. Me siento tan frustrada. No le fallé a nadie: me fallé a mí misma, que es peor.

Fue en ese intante, cuando la brisa matutina y helada hacía rodar los papeles rotos por el suelo de maicillo, que me dí cuenta cuánto necesito un abrazo. Cuánto necesito que alguien me tome en sus brazos, me bese en la frente y me diga que todo estará bien. Y es que no es que me sienta sola. De hecho, es en este tiempo en el que menos me siento sola pues es ahora que me siento más acompañada por todos mis amigos... pero no es lo mismo. Aún me falta ése abrazo. Ése que no es igual al de ningún amigo. Lo extraño tanto; y el día en que este finalmente llegue, se ve más lejano por cada segundo que pasa.

Y no solamente me falta ése abrazo, sino también esa palabra. Esa recarga de esperanza que necesito porque yo, ya he perdido toda la que tenía. Esa razón que haga de cada mañana, no otra carga en mi espalda, sino un regalo.

Porfavor, toma a esta solitaria y triste niña, que ha perdido la ilusión, la esperanza y cuyas lágrimas yacen todas en el suelo, en su vestido y en sus mejillas. Tómala y abrázala. Dile que todo estará bien.
Eso es todo lo que necesita.
Sólo eso...
¿Es, realmente, mucho pedir?


Wednesday, November 03, 2004


Viaje de Estudios 2003. Lo que ven de fondo, es el valle de la luna. Una puesta de sol ahí, es totalmente inolvidable. Con haberla visto, puedo morir algo más tranquila.  Posted by Hello

Tuesday, November 02, 2004

Adiós. Fue un gusto "no-conocerte"

Por estos días, los 4tos medios de mi colegio viven sus últimos días de escolares y empiezan a saborear la adultez. Nosotros nos quedamos aquí por otro año más; asumiendo el rol de "los más grandes del colegio" con un mes de anticipación.
En eso estamos: mirando con nostalgia a cada uno de ellos, porque ya no los veremos con ese uniforme siempre incompleto característico del Geogeano; y escapando de ellos y sus arranques de "amor y cariño" hacia la generación que queda y las bombitas de agua que este amor trae consigo.

Mas, aparte de apenarme el hecho de que varios de mis amigos de 4to se vayan, ya sea si los conocí sólo este año ó antes, lo que más me apena es que se vayan aquellas personas que siempre tuviste ganas de conocer, pero que por cierta razón ó no se dieron las instancias en que coincidieras con ellos, ó nunca tuviste el valor de hablarles como si nada ó simplemente no explotaste ese mínimo lazo que los únia (ya sea algún proyecto en que estuvieron juntos, algún carrete en el que coincidieron ó una amigo en común).
La cosa es que, lo más probable, es que nunca más sepas de esas personas que siempre te intrigaron. Lo más probable, es que el próximo año los veas de vez en cuando vestidos de civiles hablando con profesores, actualizándolos en qué carrera y universidad quedaron y en cómo hechan de menos el colegio.
Y tú pasarás al lado de ellos. Todavía sin decir nada, pero siempre atento a sus movimientos. Sólo porque sí.

Y es una lástima. Porque tendrás que verlos salir del colegio con toda esa euforia pre-graduación en el aire, y cuando los veas pasar por el caminito aquél, de adentro querrás decirles algo. Lo que sea. Incluso te darían ganas de decirles: "Tú no me conoces, pero te encuentro la raja.... suerte en lo que sea que vayas a hacer", pero no te atreves. Y no lo harás. Y te quedarás con la incertidumbre de conocerlos hasta que te entreguen El Georgian (anuario), y leas su biografía para poder hacerte una idea de cómo eran. "Es una lástima" te repites, y te preguntas si a alguien le pasará lo mismo cuando tú dejes el colegio. La única diferencia es que tú ruegas porque tengan las agallas de decirte lo que tú no te atreviste a decirle a esa persona que se fue.

Les deseo lo mejor a los 4tos medios que se van. Ojalá que todo lo que tengan planeado, les resulte lo mejor posible. Les deseo especial suerte a aquellas personas que nunca conocí. Fue un placer convivir con uds. 13 años de mi vida. Fue un placer "no-conocerlos".

Saturday, October 30, 2004

Trote matinal

Hoy, sábado 30 de Octubre, el reloj no marcaba las 8:00 cuando yo ya había despertado de mi sueño. Y nótese que este había empezado sólo a eso de las 3:00AM.
Siguiendo la reglamentaria rutina que me ha sido inculcada desde que tengo memoria, me levanto exclusivamente a la cocina para preparar mi deseado y siempre ansiado desayuno. Ya me he vuelto sobre-dependiente (si tal palabra existiese) a él, y no puedo esperar mucho sin comerlo.
Creo que dí vueltas todos los canales de mi recientemente ampliado TV cable (no por mucho, dura sólo un mes, así que lo disfrutaremos mientras podamos), al rededor de unas 20 veces si es que no más; leí un par de páginas de el libro ultra light que me estoy leyendo, que en sus 400 y tantas páginas, no tiene más substancia que 10 minutos de sitcom americana; y aún así me quedé aburrida en mi cama sin nada que hacer.
Ya que mi hermano no ha llegado desde anoche, pensé que el computador sería la mejor opción, aun que sabía que, siendo las 9:30AM (en ese entonces), no habría nadie en MSN, pero no importaba; siempre se puede dibujar.
Eso fue hasta que, mientras el computador se prendía, me daba los "Buenos Días" con esos extraños sonidos que nadie sabe cómo hace, y yo abría las cortinas del antro de mi hermano, el sol y un hermoso día entraron a la habitación. "Esto no puede ser. Este es el día ideal. Hoy es el día", y 10 minutos después me ví cerrando la puerta de en frente vestida en shorts y polera y con mi discman a cuestas, viéndome como toda una chica atlética y como si esta sólo fuese otra de mis salidas a trotar de fin de semana, y no la única que hago desde hace más de un año (siendo claramente generosa con mi ego, ya que creo que es más el tiempo).

Ash sonaba en mis audífonos con la canción perfecta para descargar un poco de neura de la manera más sana que se puede encontrar, hasta que a 5 metros de la puerta de mi casa (y no es broma: 5 mtrs.), el maldito discman me dice que las pilas no tienen tanta energía como yo, y no alcanza ni siquiera para dejar que Ash termine su canción.
"No importa" me digo "tendrá que ser un trote con un poco de reflexión introspectiva", así que me devuelvo, dejo el discman en la entrada de la casa (juro que si es que entraba, nadie me garantizaba que volviera a salir, pues lo más probable, es que me amurrara ahí mismo y me metiera a la cama nuevamente), y salí a trotar con mi respiración de fondo y esos sonidos matutinos de fin de semana que sólo se dan en esta parte de Stgo.
Me sentía como en una de esas películas donde muestran a personajes exitosos que, milagrosamente y desafiando las leyes de todo lo conocido, tienen de alguna manera el tiempo y las energías de salir a trotar "todas las mañanas" (nótese porfavor cómo me subo el ego) sin morir de estress ó algo por el estilo.
Mi respiración a ritmo de atleta y mis zapatillas de más de 2 años golpeando la hancha vereda (gentileza de los fondos municipales), era lo más hermoso que había esuchado en un buen rato y me encantaba pensar que la gente que pasaba en los autos dijera "Yo debería ser como ella. Debería darme un tiempo, dejar de ser tan flojo(a) y empezar a trotar como ella. Mañana empiezo", aun que sabía por un hecho de que no lo hacían, y si es que alguno lo hizo, no se imagina que esto lo hago sólo de vez en cuando... de vez MUY en cuando.

Ya llegaba a Santa María cuando llevaba un ritmo excelente, no cansada pero con esa respiración de deportista. Todo iba bien, hasta que llegué al Campus Lo Contador. Ahí mi futuro en cualquier equipo con un nivel respetable de estado físico, se fue al suelo, y todo lo que llevaba por dentro (entiéndase TODO órgano que encuentra su lugar en la parte abdominal de la fisionomía humana), empezó a pesarme como si llevara balas de plomo en ellas.
Fue ahí que la decadencia me alcanzó y obviamente, desde ese punto, mi ruta predeterminada cuando me estaba vistiendo, se vió acortada drásticamente por un par de cuadras (más de un par diría yo, pero sigo con aquello de subirme un poco el ego) y mientras iba camino de vuelta a mi casa, con un paso patético de alguien que dobla mi edad (ó más), me doy dando cuenta que me hace falta ir a entrenamiento y que la próxima semana lo retomo como Dios manda.

Luego de toda esta reflexión, vengo llegando al punto en que hacía no mucho tiempo, mi discman me había fallado, y empiezo a pensar cómo sería bueno escribir mi experiencia en el blog. Cuando estoy sacando las llaves para abrir la puerta de mi casa, y con esa repiración de quien ha corrido una maratón (no sé si tanto... y eso va en serio), recuerdo que antes de salir, había puesto a correr el cronómetro me mi fiel reloj, y esperando encontrarme con un tiempo por lo menos superior a los 10 minutos, me hallo en la decepción de que mi trote matutino no había sido más largo que 9 minutos y 36 segundos aproximadamente (eso contando el tiempo que estuve parada en 2 ó 3 semáforos). "Soy un pastel" me digo entre risa y decepción, y luego de entrar a mi casa y conectarme nuevamente a MSN digo "El próximo fin de semana lo hago denuevo. Con entrenamiento en la semana, será diferente".
Sentada en el computador miro la ventana y ahí está el hermoso día haciendome burlas nuevamente. Lo miro con ironía y de reojo. ¡Púdrete you sun-shiny day!

Tengo una gran debilidad por la publicidad de Benneton. Tanto como por su ropa. Aun que no tanto por lo precios. Esta es una foto que yo armé con dibujos que encontré por ahí de mi ídolo Jordi Labanda. A mí me encanta... ¿a uds.? Posted by Hello

Thursday, October 28, 2004

Track 3: "3 Libras" by A Perfect Circle

Suele pasar que, cuando alguien que nos interesa ó nos gusta, nos sugiere que escuchemos cierta canción, que leamos cierto libro ó que veamos cierta película, nosotros lo hacemos con la idea de que nos va a gustar metida en la cabeza: sólo porque esa persona lo sugurió. Luego, cuando la persona deja de interesarte tanto, dejas un poco de lado el libro, la canción ó la película. Y se queda ahí.
Me ha pasado varias veces, y a pesar de haberme pasado algo parecido con A Perfect Circle, no fue así del todo. Él se fue; la canción y el grupo quedaron.
La canción que me sugirió no fue esta, sino la que venía antes en el album "Mer De Noms", y aun que esa canción me gustó, "3 Libras" hizo algo más: me cautivó, me pacificó. En pocas palabras, me llegó.
A pesar de que esta canción no tiene mucha relación con él, aún me acuerdo de sus últimas palabras con cualquier canción de A Perfect Circle; palabras para nada memorables, pero tengo el defecto de tener buena memoria.
Aun no entiendo la letra, ni por qué se llama "3 Libras" y aún trato de decifrar el video. Pero "3 Libras" es sencillamente, una de esas canciones que actúan como un sedante que cae desde tus oídos y se distribuye al resto de tu cuerpo.

Nada mejor que dejar que tus problemas corran de la mano de tus lágrimas al ritmo de "3 Libras".

Threw you the obvious
And you flew with it on your back
A name
In your recollection
Down among a million say
Difficult not to feel a little bit
Disappointed and passed over
When I've looked in your eyes right through
See you naked but oblivious
And you don't
See
Me
But I threw you the obvious
Just to see if there's more behind the
Eyes of a fallen angel
Eyes of a tragedy
Here I am expecting just a little bit
Too much from the wounded
But I see, see through it all
And see through
See you
So I threw you the obvious
To see what occurs behind the
Eyes of a fallen angel
Eyes of a tragedy
Oh well
Oh well
Apparently nothing
Apparently nothing at all
You don't
You don't
You don't see me
You don't
You don't
You don't see me
You don't
You don't
You don't see me
You don't
You don't
You don't see me
You don't see me!
You don't
You don't
You don't see me at all

Wednesday, October 27, 2004


"3 Libras" by A Perfect Circle from the album "Mer De Noms"

Stereophonics ha sido mi último descubrimiento músical. Muy buena banda. Dense un gusto, apaguen las luces y esuchen "I Miss You Now". Si tienen compañía del sexo opuesto... mejor Posted by Hello

Tuesday, October 26, 2004

Si les sirve de algo...

Ya estamos en aquella época del año. La época cuando el calendario te anuncia que estás en el décimo mes; que sólo quedan alrededor de 70 días para que se termine el bendito año.
Y ya no das más: estás cansado; cada mañana, levantarse es la peor tortura china que alguien podría atravesar y si te dicen que algo más tienes que hacer, crees que explotarás. Y lo más probable es que lo hagas. Aunque puedes irte olvidando del tipo de explosiones a todo presupuesto de las películas de James Cameron; pero sí es posible que colapses de tal manera que te de una jaqueca que te hará sentir que tu cabeza se parte en dos.
Y no te culpo. Todos estamos en las mismas. Todos estamos con estos 10 meses en la espalda, y todos estamos cansados. Yo, personalmente, no doy más; y aunque últimamente me he sentido con más ganas que de costumbre, no creo que eso me dure mucho.

Bueno, ¿cuál es el punto de todo esto? tratar de dar un poco de ánimo. Decir que no eres el único: que hay miles allá afuera que lo único que quieren, es quedarse en casa con las cortinas y las puertas cerradas, y dormir hasta el año nuevo (ó por lo menos hasta cuando se acaben las clases en el caso de los estudiantes). Que ése que pasa a tu lado con esa sonrisa de oreja a oreja, no está más descansado que tú. La única diferencia entre él ó ella, es que tiene más cafeína en el cuerpo, ó en su defecto, alguna droga estimulante.

Así que dejemos de quejarnos de este año de mierda que ya se va. Queda poco. Sólo toma cada día como un día menos de tortura. Te juro que, en cierta manera, ayuda.

Levántate. Fínjele a ese día otra sonrisa, y convéncete a tí mismo de que tienes ánimos.

Si te sirve de algo, sólo quedan 2 meses más; 70 días; 9 semanas (apróx.)... ya se acabarán.

Monday, October 25, 2004

Emprendiendo camino

Me parece que esto terminó. Que no dió para más. Que en vez de cortar el hilo del cual él pendía, fue él el que cortó el mío: y yo sin siquiera saber que pendía, ó que era sólo un hilo el cual me sostenía. Parece que la incertidumbre era mutua entonces. Bueno, no hay más que hacer; una derrota es una derrota. Mejor retirarse de la partida asumiendo la pérdida y conservando un poco de esa esperanza tan característica mía.

Creo que estoy asumiendo algo que hace tiempo creía venir, pero estaba tan ilusionada, que me negaba a que fuera cierto, y me auto-engañé para poder seguir con la sonrisa de oreja a oreja que él me provocaba. Pero ya no. Ya me cansé de esta mentira, y me atreví a abrir los ojos: me encontré con que él no estaba ahí. Tal vez se había ido. Tal vez nunca había estado. El punto es que, luego de mirar a todos lados rogando encontrar algún rastro dejado inconscientemente por él y no encontrarlo, bajé la cabeza y me largué a lamentar su ausencia.

Fueron 3 las lágrimas que rodaron por mis mejillas y se estrellaron por el suelo antes de que pudiera levantarme, secarme las lágrimas y asumir tu ausencia. Y hoy, empiezo a caminar.
La duda que ahora tengo es si es que es demasiado temprano para emprender el viaje y dejar de buscar tu rastro. La duda es si es que estuviste y te fuiste; nunca estuviste ó estás por llegar. Ya no lo sé. Pero algo me dice que no puedo esperar más. Que debo partir, y dejar el lugar en el que lo he esperado tanto tiempo. En una de esas me lo encuentre en el camino. No, no lo creo. El debe estar caminando de la mano con otra persona muy lejos de aquí.

Mejor me seco las lágrimas, me paro, miro al destino a los ojos y emprendo camino. Adiós, te deseo lo mejor. Empezaré a vivirme y a desvivirme por mí misma esta vez. No te dejo de querer, pero el cariño lo guardo. Sólo por si alguna vez, llegáse la ocasión de sacarlo a la luz nuevamente.

Aun que me quedé con esa esperanza... tal vez, si es que estás atrasado, no sea tarde para alcanzarme. Dejaré mis huellas sólo por si acaso quieres seguirlas.

Sunday, October 24, 2004


Lucybell: 23 de Octubre, Estación Mapocho 21:00hrs. El que no fue... se arrepiente.  Posted by Hello

LUCYBELL.... ¡OTRA COSA!

Otro nivel lo bien que lo pasamos. Lo cantamos todo, lo saltamos todo... ¡Lo pasamos increíble!
Es otra cosa ver a una banda en vivo. Realmente me quedaron gustando más de lo que ya me gustaban.
Quedé con la garganta echa añicos, los pies me dolían de una manera impresionante (nunca más voy a un concierto luego de ir a una fiesta formal con tacos... nunca más me vuelvo a poner tacos), pero no importa: ¡Todo valió la pena! incluso los codazos y las puteadas que nos costó el llegar a la 4ta fila. Simplemente otro nivel.

¡GRANDE LUCYBELL!

Después nos quedamos al after hour electrónico con la intención de ver a Marciano, pero el cansancio acumulado de la Paula y mío, nos permitió quedarnos sólo hasta la 1AM, y sólo alcanzamos a ver a Anatómico vs. Buse (creo que así se llamaba). Coolísimo. Bailamos y saltamos igual: a pesar de la garganta irritada, las piernas cansadas, los oídos que reventaban y el reinante olor a ganya que había en el ambiente y que luego me obligó a salir de ahí.

Hoy amanecí con un pito en el oído, con un registro vocal más limitado que Christtel y con los pies menos adoloridos que ayer. Piola. Heridas de una entretenida batalla.

¿Cuándo es el próximo carrete? no hoy por lo menos... y no próximamente tampoco. No considerando las pruebas de geometría, física y matemática que tengo entre lunes, martes y miércoles. Terminó la semana carreteada. Bienvenida a la realidad de todos los días.

Friday, October 22, 2004

El fin está cerca...

No, no estoy anunciando la apocalipsis ni mucho menos. Sólo anuncio el fin de muchas cosas y el inicio del fin de otras.
Y es que siento que estoy dandole un fin a una etapa de mi vida... bueno, no sé si de mi vida, pero sí a un estadio en el que me he encontrado el último tiempo. Me encuentro feliz; decidida a cumplir lo que me tengo cometido. Todos mis cometidos: desde los más profundos y grandes, hasta los más superficiales. Como diría alguna gringa con voz de venezolana en algún spot publicitario de algún producto para bajar de peso, tengo una visión nueva de las cosas en la que no me siento pequeña, sino que me siento grande y determinada.
Estoy empezando a hacer decisiones; a "cortar el queque" como dice Felipe. Lo malo, es que no sé si es que estas decisiones serán muy apresuradas. Siempre tengo el factor "tiempo" en mi contra, ya que mi impaciencia genética y patológica, no me permite verlo.
Es por eso que lo tengo pendiendo de un hilo. Está ahí; aún vive y todavía significa tanto para mí. Eso durará lo que aguante el hilo del cual lo tengo, pues estoy considerando la idea de cortarlo: de cortar el hilo, dejarlo ahí, recordarlo con cariño y seguir adelante. Pero hay algo que me ha impedido hacerlo de una vez. Algo que no me deja terminar el trazo de la tijera y dejarlo ahí: en el recuerdo... en una efímera amistad. Ese algo que me lo impide, es esa maldita esperanza, esos malditos sueños y esas malditas ilusiones que él me dió un día y que toman más y más fuerza cada vez que llega a mi mente algo que tiene que ver con él; porque parace que aún lo veo, parado ahí como quién espera su cita con el destino; sacado de una escena de "Cruel Intentions" y tan perfecto-imperfecto como sólo él puede ser. Maldito metro.
Estoy enferma de esto: de desgastarme psicológicamente en pensar en él, en lo que hizo y dejó de hacer; en lo que pudo ser y en lo que podría ser.
Uno de estos días me encontrarás con la valentía suficiente como para espantar a la esperanza, a la ilusión y a los sueños, y no tendré miedo en tomar la tijera y cortar el hilo del cual mi alma te tiene pendiente.
Uno de estos días te hallarás en el suelo, preguntandote qué pasó conmigo; y yo estaré lejos. Yo me habré ido y no habrá nada que se pueda hacer porque, para mí, serás un reo al cual ya se le ha asignado su condena: cadena perpetua en la senda de la amistad. Tal vez a tí no te importe, porque nunca tuviste más proyecciones que esas. Pero a mi me dolerá un tiempo y en mi camino lejos de tí, iré cojeando por las heridas todavía frescas que empiezan a cicatrisarse; pero me recuperaré. Dejaré de cojear y mis heridas se convertirán en llagas y luego en cicatrices. Y en eso quedarán convertidas mis heridas: en recuerdos de tu paso por mi vida. Pero yo ya te habré dejado en el pasado. Y no habrá nada más que hacer.

Esa es sólo una de las decisiones que tengo que tomar. Pero no aún. No mientras hayan un par de sueños y esperanzas rondando en la parte posterior de mi cabeza.

Cada día que pasa, es un día menos de clases. Un día más cerca de Italia. Un día más cerca de todo. Y es que sólo quiero que se acabe el año. Nada más. El 2004 ha sido demasido agotador para mi joven e ingenua mente. Estoy cansada, media triste, en necesidad imperativa por un poco de cariño y ya no doy más. Lo único que me mantiene andando son las vitaminas que mi madre me da cada mañana. De no ser por eso, creo que ni siquiera me movería. Si hasta me alcanza para entrenar y decargar la neura trotando lo más rápido que puedo. Parece que han sido bastante efectivas por lo demás.
Bueno, esta semana viviré mi juventud tan estereotipadamente como se puede: carrete hoy día viernes, actividades escolares la mañana/tarde del sábado (canto en el coro de la misa... totalmente un gran panorama) y luego el esperado concierto de Lucybell. Después de eso, mi voz se irá de pique al suelo. No importa. Lo pasaremos increíble. Será increíble... hasta el lunes, cuando volvamos a nuestra vidas normales y tengamos que hacer las grandes decisiones. Pero no hoy, no mañana. Por este fin de semana, me olvidaré de todas las cosas que tengo que hacer y me enfocaré en lo que quiero hacer, en lo que siento que quiero hacer. Todo será maravilloso... y no tendrá fin hasta que yo así lo quiera.

Thursday, October 21, 2004

Carrete a las 4PM

Es difícil creérlo, pero sí: en Santiago hay lugares donde se carretea a las 4 de la tarde. Incluso antes. O sea, que si uno se lo propone, puede carretear 24hrs contínuas. Nada mal, pero yo no aguanto.
Bueno, y fue este el lugar que conocí ayer; nada más ni nada menos que el barrio universitario de Santiago: barrio República.
De no ser por la Bárbara y la Jose (y por la Paula que me recordó cada día de la semana que íbamos a ir), nunca lo hubiese conocido.

2:45PM (las horas son aproximadas)
La Paula y yo vemos nuestro reflejo en un vagón de metro, cuando yo hago la pregunta del millón: "Paula... ¿dónde cresta queda República?". Ella me mira y me dice "como por la torre Entel... por ahí... por ahí". Ah ya... entiéndase que iba camino a lo desconocido, porque tan volada soy, que me empiezo a preguntar a dónde voy cuando ya voy en camino.

3:30PM
La Babi y la Jose llegan al McDonald's, donde yo y la Paula almorzabamos improvisadamente. Empezamos la actualización en nuestras vidas (¡Buena esa Jose!), y nos encaminamos a explorar aquella jungla llamada República.
Teniendo a la Babi como guía, me encaminé hacia lo desconocido y ví, por primera vez en mi vida, especímenes que creía sólo existían en las películas. Toda una aventura.

3:45PM
La Babi, la Jose, la Paula y yo entrabamos al "Cerveza" un nombre medio flaite, pero el lugar era igual de flaite que el nombre. Fue en ése momento, al entrar en un antro eludiendo mi condición de menor de edad, que cambié del día a la noche en un segundo; porque al entrar en el "Cerveza", el tiempo se para: ya no eran las 3 de la tarde de un día miércoles, eran las 11 de la noche de un día viernes. Y todos actúaban como tal.

3:50PM
El primero de tres coolers. Yo brindo con aire... porque ni bebida tomé.
Aparece él: la mala copia del vocalista de Radiohead... sólo que aún más freak. Nos queda mirando. Entra al baño.

4:30PM
Se empieza a acabar el primer cooler. Las risas van y vienen. Luego aparece él: polera gris, es un espejísmo... no... no lo es: es la versión chilena (y casi mejorada) de Gael García. He ahí el sobre nombre: Chico Gael.
El psycho Radiohead sube al baño por segunda vez en poco rato... ¿ó será a otra cosa?

4:50PM
Las miradas con Chico Gael van y vienen... bueno, más que vienen, van; pero bueno igual. Él empieza a cachar. Su amigo también. El amigo se ríe... y sigue tomando.
Por estos lugares llegaba el segundo de los 3 coolers.

5:00PM
La conciencia me remuerde: debo llegar a casa y estudiar para mi prueba de castellano. Para mañana debo ser capaz de escribir un ensayo argumentativo. No importa... si OJ Simpson pudo convencer al juez de que era inocente, yo puedo convencer a cualquiera de cualquier cosa.
¡¿Cuántas veces es posible ir al baño en tan sólo hora y media?! Se avista el chico Radiohead nuevamente. Desviamos las miradas.

5:05PM
Llega el último cooler, y se fuman los últimos cigarros. Yo no, por supuesto.
Chico Gael sigue ahí, tan lindo como siempre con sus amigos. El amigo ya nos tiene cachadas. Se caga de la risa. Sigue tomando.

5:15PM
Se va el último cooler. No es suficiente para mantener a la Paula callada: no haya nada mejor que llamar al amigo de Chico Gael, como quien fuera su amigo de chico. "¡Hola amigo!" más entonada no se puede estar.

5:35PM
El amigo de Chico Gael se sienta con nosotras: se llama Juan Patricio (Juan Pa), estudia informática. Es soltero y está de cumpleaños. E ahí la razón por la cual había tanta gente y él se paseaba de mesa en mesa.

5:49PM
"¿Que eres gay? ¡qué desperdicio!" we were plating it safe. "¿Yo? ¡No, jajaja!" We were not playing it safe anymore.
"Y... ¿qué quieres para tu cumpleaños?"

5:55PM

CENSURADO

6:00PM

MÁS QUE CENSURADO

6:02PM
"Entonces... ¿viramos?" Sí. Viramos. Mejor que quedarse a ver qué pasaba. Mejor: había que estudiar, había que volver al día. Había que volver a la casa antes de que mamá llame y haga un escándalo.

Esa fue mi primera experiencia en República. Total y absolutamente memorable. Toda una ocasión para recordar... ¡por lo menos yo!. Espero volver a entrar en aquella jungla... en una de esas vemos a Juan Pa denuevo... sobrio... y no de cumpleaños. A propósito... ¡Felíz cumpleaños!
La tarde terminaba y las velas no ardían. No porque fuera tarde, sino porque ni siquiera habían sido prendidas. Se acabó el carrete. Mañana tengo colegio... y a la misma hora en que ayer carreteaba, hoy escribo esto. Todas las cosas que se pueden hacer a las 4PM.

Saturday, October 16, 2004

Pensamientos y comentarios en el síndrome de abstinencia carretera

Es nuevamente la 1:57AM de un sábado en la noche. Carezco de carrete y me reúno con mi cita habitual, el compañero infaltable y el más patético de todos: el PC.
Y es que nuevamente no hay nada que hacer; ó más bien dicho hay mucho que hacer. Tengo 2 trabajos para el lunes, y una prueba el martes. Ninguno de ellos está terminado, y la prueba está lejos de estar preparada en su totalidad. De algún modo me las arreglaré. Somehow I always do.

Un amigo por MSN me dice que me vaya a acostar. No puedo. No sin antes tratar de plasmar en palabras al menos un poco de lo que tengo metido en la cabeza y que me resulta un enredo de pensamientos, opiniones y sentimientos que me tienen confundida. Vamos a ver si se puede: here it goes...

Le he estado dando vueltas al asunto y me arrepiento tanto. Soy tan idiota. Predico consecuencia, y la primera es ser hipócrita soy yo. Y es que fue una de esas estúpideces que no piensas mucho. Que en el momento te perecen tan sin importancia y pasajeras; pero cuando te detienes por un mínimo momento, y piensas en lo que hiciste... ya es muy tarde. Lamento decirle que para estas alturas, tiene el pie bastante metido en su mierda. Sorry, nothing I can do. Le he dado vueltas y llegué a una conclusión: no vale la pena el esfuerzo. No vale la pena el riesgo, ni lo bien que lo pasaría. Tengo que mucho que perder.
Adiós, exhalación. Cuando vuelvas, ya no serás más que un amigo de mis respiros. Si es que vuelves.

También he indagado en mi mente acerca de ese otro "pequeño" asunto. La imágen se hace cada día más borrosa; cada palabra se vuelve más incierta, y la afirmación se viste cada día más como una duda. El tiempo pasa, el estusiasmo no siempre está a flor de piel y ,hasta para mí, hay un punto en el que se deja de soñar. ¿Qué es lo que pasa entonces? ella tiene razón: si no hago algo pronto, todo esto se irá por el caño. Pero hay un problema: estoy cansada de ser yo la que tiene que moverse y salvar la situación. Estoy cansada de ser yo la preocupada porque las cosas pasen y ser yo la que putea el aire cuando vienes, te vas, y no dices nada. ¿Me rindo entonces, ó debo ser la heroína que, a pesar de haber fallado en todas las ocasiones anteriores, trata de salvar el día como nunca ha podido? ¡Estoy exhausta, date cuenta por favor! No me dejes tratar de salvar algo que no quiere ser salvado.

Me siento sola en mi propia existencia. Me veo sentada en medio del Paseo Ahumada, con la soledad sentada a mi derecha y un cartel que dice "invisible" en mi pecho.

Ya no puedo más. El sueño me gana. Algo saqué. Aún queda mucho más.
Buenas noches, gente con vida; ó mejor dicho "buenos días". No creo que lean esto antes de que rompa el alba. Y además, ya está siendo escrito en AM, así que ¡qué más da!


Niñas de día: mujeres de noche.

Me ha sorprendido la complicidad que hemos desarrollado estos últimos días. Estas últimas semanas. Y es que nunca pensé qué sería tan bueno tener ese compañerismo con amigas. Porque a pesar de que en mi infancia eran sólo féminas las que completaban mi círculo (hasta 5to básico), nunca tuve con todas ellas la confianza que tengo con mis dos... ¿cómo ponerlo? psiquiátras es poco decir... amigas también. Ellas. Sólo ellas.
Con algunas de las amigas que tuve cuando era chica, he perdido contacto: nos hemos distanciado, nos movemos en distintos ambientes. Hemos crecido. Nos hemos disgregado. Y está bien. Es parte de la vida.
Es así como mi círculo se dió vuelta y en vez de estar constituído sólo por féminas, pasó a convertirse en un círculo compuesto sólo por integrantes del sexo opuesto. Nunca lo pasé mejor en mi vida; pero minos son minos y a ellos, aun que quieras, hay ciertas cosas que no les puedes contar. Porque no puedes. Porque eres mina.
Aun que me sentía bastante cómoda con ellos, y no notaba la diferencia entre las minas y mis amigos hombres, me sentí diferente con ellas. Más abierta. Como que no estaba sola.
Y es ahí, cuando me convierto en una de las múltiples partes del "lunch with the girls", donde cada una de nosotras actúa como madre, hija y consejera.
Es lo máximo. Es una complicidad y una camaradería que no se ven en todas partes. Que no se da con todos. Y no sé... es eso. Son ellas. Somos nosotras. Las que somos niñas de día... y somos mujeres de noche.

Esto no tiene más motivo que hacerles una especie de homenaje a aquellas amigas que no tienen comparación algunas. Las que siempre están ahí; incondicionales como siempre. Las quiero mucho y realmente no se imaginan lo importantes que son para mí.

PD: Si te acuerdas, date por aludido. Han pasado 2 meses... saca la cuenta. Respira. Palpita. Vive.

Tuesday, October 12, 2004

Track 2: "Can't help falling in love with you"

Esta canción, más vieja y explotada, no puede estar. Se ha tocado en infinitas películas y ha sido un track escencial de cualquier compilación de canciones románticas de todos los tiempos.
Pero ahí no reside la importancia que tiene para mí esta canción, ya que no he escuchado ninguna de esas compilaciones, ni tampoco ha sido la canción de fondo para ese "romance perfecto" (que tampoco he tenido) que todo el mundo sueña con tener.
En vez de toda esa cursilería, esta canción fue el mejor regalo de cumpleaños que he tenido: y es que no hay nada mejor que, un chico que te revuelve un poco las tripas (en el buen sentido de la palabra), te cante esta canción por el teléfono mientras tu sonríes como idiota en la obscuridad de tu pieza.
Esto fue hace mucho tiempo. Pero ni el tiempo ha hecho que me olvide de él, ni de esa tarde de 26 de Agosto de quién sabe qué año, ni ha evitado que me acuerde de su voz por el teléfono cada vez que la escucho.
Esta vez, aun que no sea tu cumpleaños, te la dedico. Y aun que no creo que leas esto, seré yo algún día la que te la cante. Por nuestra amistad... por las conversaciones telefónicas a las 3AM, y por los mensajitos veraniegos:

Can't Help Falling In Love

Wise men say only fools rush in
but I can't help falling in love with you
Shall I stay
would it be a sin if I can't help falling in love with you
Like a river flows surely to the sea
Darling so it goes
some things are meant to be
take my hand, take my whole life too
for I can't help falling in love with you
Like a river flows surely to the sea
Darling so it goes
some things are meant to be
take my hand, take my whole life too
for I can't help falling in love with you
for I can't help falling in love with you

Sunday, October 10, 2004

Día de 23hrs.

Los cambios de horario son algo que nunca he podido entender en su totalidad. Entiendo que hay un día al año en que se atrasa la hora. Ese es el día más largo del año. 25hrs.
También está el día más corto del año, que vendría siendo el día de ayer. 23hrs. Era sábado. Eso no es lo gracioso. Lo gracioso, ó más bien irónico, es que siendo el día más corto del año, uno se imagina que es el día menos productivo. Bueno, como mi vida es una paradoja, el día de 23hrs. resultó uno de los más productivos que he tenido en el último tiempo.
Para variar un poco mi rutina de los fines de semana, me desperté a las 8AM (hora nueva), y como siempre, ví la tele matutina. Nada fuera de lo normal. Lo único extraordinario fue el mensaje de la Cami en el celular proclamando que, esta vez, estaba totalmente sobria del carrete del día anterior. Todo un suceso. Luego, aprovechando de que mi hermano aún no llegaba de su "súper-ultra-produced-party", me metí a MSN (¿qué más hay por hacer un sábado en la mañana?). Por alguna extraña razón, encuentro gracioso que las primeras noticias de la existencia de mi hermano desde la noche anterior, hayan llegado por el bendito MSN. Y más gracioso aún, fueron sus primeras palabras: "Sandra... ¿queda pizza?".
Los comentarios con la Cami (que estaba post-carrete en la casa de la Paula, la cual estaba durmiendo... todavía) siguieron en el contexto de mensajería por internet, hasta que decidí que tenía que moverme, y fue así como me despedí, y me encaminé a la ducha, para luego emigrar hacia Providencia.
Cómo les explico que de trámite en trámite, me caminé Providencia y medio: desde la Concepción hasta pasadito Suecia, ida, vuelta e ida de nuevo (hay que ser muy estúpida para caminar en la dirección equivocada por unas 5 cuadras antes de darte cuenta de tu error, y tener que volver a pasar entre medio de las viejas de la campaña de Labbé). Por supuesto que no todo fue trámite. Toda ida a Providencia tiene por obligación, una visita al Portal Lyon (en el cual nunca compro nada... nunca he sabido por qué), y a mi querido Drugstore, con el paraíso que es la Feria Chilena del Libro y Pez (donde tampoco nunca compro nada. Aun que ganas no me faltan... sólo dinero). Son en esos momentos cuando me hubiese gustado ser parte de la cultura ochentera de los libros de Fuguet, y pasar por ahí como si ése fuera el único lugar para estar a esa edad.
Bueno, luego de tentarme con los libros de Pablo Illanes (que tengo TANTAS ganas de leer) y con un sweter de Pez (que costaba la módica, inigualable y a la vez inalcanzable suma de $22.900; en otra palabras, incomprable), y tener que despedirme de ambos artículos con el dolor de mi alma y el vacío de mi billetera, me encaminé nuevamente a mi hogar a eso de las 1:30PM (hora nueva... nuevamente).
Al llegar a mi casa, me dí cuenta de que mi maldita tibia (para los que no saben, ese músculo que está arriba del tobillo) me mataba otra vez, y al no encontrar la cremita anti-inflamatoria por ser mi pieza un desastre post-terremoto, me ví en la obligación de vegetar toda la tarde, lo que llevó a una siesta que me vino muy bien.
Parece que fue por la siesta ó por alguna repercución de la cafeína ingerida en las últimas 15hrs., que me desperté con una imperativa necesidad de ordenar mi vida, por lo que después de ordenar el desastre alguna vez llamado "pieza", me puse a revisar los lindos catálogos de las universidades. Demasiado inútil, ya que no cambié mi opinión en cuanto a las universidades, pero por lo menos me sirvió para resolver mi pseudo crisis vocacional: sí señoras y señores, Sandra Gutiérrez estudiará arquitectura. Es oficial. Y no duden por ningún momento que me alcazará el puntaje, porque me alcanzará y me sobrará. Campus Lo Contador, de ahí soy.
Aparte de resolver mi crisis vocacional, organicé todas las fechas para mis deptos. del CDA. Estoy orgullosa de eso. Mi modus operandis ha cambiado, y el que no le siga el paso, queda FUERA.
Siguiendo con todo ese impulso de energía, hice facsímiles. Patético para ser un sábado en la tarde, pero bueno, es más satisfactorio saber que hiciste de una un ejercicio que, según el librito ese, el 54% de los que lo intentaron hacer, lo omitieron. Claro que eso sólo fue en el facsímil de matemática. El de biología lo ví, y ese fue el fin de mi impulso de energía.

Después de eso, la tele era el plato que seguía. O por lo menos eso pensaba yo, pero mi sueño dijo otra cosa y me quedé dormida, vestida y todo, para luego despertarme (a dormir denuevo, esta vez con pijama y con los dientes lavados por supuesto) a las 1:57AM de hoy. Las 23hrs. se habían acabado. También mis energías.
Así termina el día más corto del año: durmiendo. Como todos los otros.