Wednesday, March 30, 2005

Martir en mis propios términos

Creo que hacérmelas de aperrada ayer, fue una de las peores decisiones que he tomado en mi vida. En teoría, el plan era fácil: daba la prueba de sociales a la primera y segunda hora, me bancaba inglés y biología, y me quedaba para la clase de castellano (considerando que tenía prueba hoy día y que tenía estimado ir al colegio a darla), tomaba apuntes y me iba "feliz y contenta a mi casa".
Pero como siempre, a los detalles los pasé por alto y nunca me imaginé la tortura china que sería estar esas 6 horas pedagógicas en el colegio.
Empecé con sociales. La prueba era de una sola hora, así que la primera la dejamos para repaso y cosas así. En verdad, creo que ni siquiera abrí el cuaderno. En la prueba misma, lo único que quería era salir y hecharme en cualquier lugar en que llegara un rayo de sol. La cabeza me reventaba y creo que mi cuerpo se convirtió instantáneamente en un moretón andante. Creo que hasta escibir me dolía. Así que, después de hacer el respectivo "crap shooting" en la prueba y todo eso, salí y me heché en el cemento. Lo más cercano a una cama que hay a esas horas del día en mi colegio.
Pude cambiar mi hora con el loquero, así que perdí inglés. Me quedé la hora completa hablando con él... mejor dicho hablandole a él, porque no creo haberlo dejado siquiera abrir la boca; that's what shriks are for... right?
Dios es grande y me quiere, por lo que biología fue un trabajo en biblioteca que aproveché para, bueno, hacer prácticamente nada. Creo que es primera vez que no controlo un trabajo en grupo. Y no era porque no quisiera hacerlo (tengo una naturaleza intrínsicamente controladora), sino porque mis esfuerzos estaban centrados, no en pensar, sino que en aguantar.
Para castellano, todo se volvió peor. Me había quedado para eso, para tomar apuntes y tomar atención por hora y media. Fue horrible. No estuve allí adentro una hora y media... según yo, estuve al menos 2 horas.
Long story short, luego de eso me fuí al médico y me dijo que tenía (and I quote): "Vértigo probablemente causado por un ataque viral (es decir gripe) ó un antigua enfermedad". Mi otitis del verano dejó sus secuelas y no encontró nada mejor que hacerlas manifestarse en las dos semanas más ocupadas de mi vida (nótese la hipérbole).
Hoy no fuí a clases. No dí la prueba hoy día. Simplemente no me dió. Me quedé a castellano por nada. Tengo 2 pruebas atrasadas y 2 más por hacer; a eso súmenle la otra infinidad de cosas que tengo pendientes. Es por eso que, para variar, tomé una decisión madura y concluí que quedarse en casa y cuidarse bien, es lo mejor. Me revienta, pero es lo mejor.
Ahora sólo queda esperar que la fiebre baje y el cuerpo deje de dolerme tanto... y que la cama deje de dar vueltas por supuesto.

Monday, March 28, 2005

Nada muy importante

Me encantaría tener algo sumamente importante que decir ó algo muy profundo para escribir aquí pero, la verdad de las cosas, es que no tengo nada qué contar. Hoy en día carezco de pensamientos muy relevantes y hace mucho no me viene una de esas epifanías medias raras que me suelen venir a mí.
Les cuento que lo más interesante que hay para contar, es mi actual situación. Estoy en pijama un lunes por la mañana mientras todos mis compañeros están en clases. No, no tengo gripe, ni fiebre ni ninguna enfermedad catalogada. Estoy en casa porque llevo 2 días viviendo sin equilibrio y en una montaña rusa 24/7. Es más que gracioso... cuando me acosté me acordé de lo que me dijo un amigo una vez que se estaba acostando con una borrachera: "es como el barco pirata". Sí; debo admitir que se parece al barco pirata... solo que sin alcohol en la sangre, asumo que es bastante más aburrido, por lo que no le hallé mucha gracia al hecho.
Aparte de eso, caminar no es muy buena idea. Ayer, quise probarme que todavía no estaba en condiciones deprorables, así que me propuse caminar recto por el pasillo. 5 pasos después, me dí cuenta que estaba caminando apoyando el hombro en la muralla. Prueba no superada.
No tengo idea de qué cresta me pasa. Espero a que se me pase, porque en verdad no creo que sea mucho.
Sí, ya sé lo que piensan... y no, no estoy embarazada. Es biológicamente imposible y, en su defecto, creanme que no figuro ni siquiera en las primeras 1000 opciones del espíritu santo para la segunda venida de Cristo. Si así fuera, estaríamos todos más que condenados.
Esperaré a volver al mundo del equilibrio físico pronto, porque lo del equilibrio mental, es una batalla perdida.

Saturday, March 26, 2005


Controversia... arte ó ironía? (Ad hoc para semana santa ¿no?) Posted by Hello

Wednesday, March 23, 2005

Despierta niñita... hora de crecer

Hace un par de días, la adolescencia vino y abrió mi puerta mientras dormía; escrutó mi pieza llena de osos de peluche, miró hacia la cama y sonrío en forma malévola. Se acercó a mi cuerpo aletargado, me tomó de los hombros, me sacudió, me pegó una cachetada y gritó "DESPIERTA"

Lo próximo que supe, es que me encontraba en una sala con tan solo dos caras conocidas y un montón de gente, que en mi vida había visto, con corbatas cada una más diferente que la anterior. Estabamos todos en las mismas circunstancias: escuchando a un profesor que ninguno de nosotros conocía y en una instancia que, hoy por hoy, llamamos "preuniversitario".
Creo que fue en ese momento en que me cayó el peso de las cosas. En que me dije "Sí Sandra, ahora es diferente, ahora no tienes tiempo, ahora eres grande... ahora eres de cuarto". Me ha tomado los primeros 23 días de marzo darme cuenta de eso.

Debo confesar que aún no siento el peso en su totalidad. Es decir, aún no colapso en ese malabarismo llamado colegio-preu-vida. pero creo que es simplemente porque carezco de este último elemento. Al menos por ahora.
La vida se ve, de hecho, más dulce de lo que se veía el año pasado (recordemos que el 2004 queda en mis libros como el peor año de la historia), la veo más compasiva... como con ojos de niña que recién empieza el colegio.

Ayer, me ví en la obligación de tomar una hora con el loquero del colegio (no hay nada que me guste más que llamar a los psicólogos "loqueros"), ya saben, por todo esto de mi "crisis vocacional" and everything. Fuí hoy y, mientras esperaba, encontré el libro que sacó el colegio hace un par de años atrás, con motivo de los 60 años de la congregación y bla, bla, bla. Dentro, en las fotos de "qué hermosa vida académica y formativa llevamos", estaban las fotos de escenas cotidianas. Escenas que veo todos los día representadas por mis miles de compañeros. Pero las del libro eran de muchos años atrás. Encontré una foto de cuarto básico, una de esas que tomaron en la Semana Georgiana. Aparecíamos sólo compañeritas de curso con la profesora de turno, todas vestidas de verde (para representar lo mejor posible a nuestro glorioso 4°E) y arrimadas una arriba de la otra. Ví tantas caras que ya no están y tantas caras que están, crecidas, al lado mío. Me ví a mí obviamente, con mi eterno reloj de Mickey Mouse que mi padre me trajera de uno de sus viajes; con patas (por Dios... quién me manda a ponerme patas), polera verde y ese peinado con el moño al lado que a mi mamá tanto le gustaba hacerme (y que yo tanto sufría cuando me lo hacía). Más abajo, estaba la Isi, con casi la misma cara que tiene ahora, los ojitos negros, el pelo lacio y la sonrisa a flor de piel. Sin el pololo, eso sí. Más arriba, y encabezando esta suerte de pirámide, estaban la Coni y la Ale. La Coni igual que ahora, sólo que con el pelo corto y sin los pensamientos comunistas revolucionarios en la cabeza (mi comunacha favorita...) y la Ale con la misma expresión, con el mismo pelo negro NEGRO que tiene ahora, pero sin los enorme aros que siempre le obligan a sacarse.
Me dió nostalgia. Menos mal que en eso llegó el loquero.
Decidí ir a verlo, principalmente porque estoy en un período medio... a la deriva (por ponerlo de alguna manera). A él le explicaba que me siento como si estuviera en un lugar plano y abierto, con todas las posibilidades de ir a dónde yo quiera, pero sin saber donde cresta ir. Hablé harto rato con él. Me ayudó mucho y lo veo la próxima semana. Ya me siento como un nut case, aun que sé que estoy menos loca que el resto y más loca de lo que yo misma creo estar. Veremos como salen las cosas.
Me dió una tarea: tengo que hacer un par de listas, sólo para ver por dónde empezar.

Y así estoy... despertando... a la vida... sólo por decirlo de alguna manera.

Sunday, March 20, 2005

The Young Black Widow

Esa mañana, ella se despertó sonriendo. Sonriendo por la misma razón que sonreía minutos antes de dormirse. No lo pudo evitar: la oportunidad se le dió. Ella sólo estiró el brazo y la tomó. Fue más fácil de lo que nunca pudo imaginar; y estaba hecho.
Se miraba al espejo y la sonrisa aún no podía borrarse de su victorioso rostro. Se miraba de reojo, con una mirada cómplice que implicaba a su reflejo en sus propios crímenes y le repetía una y otra vez "Eres una persona horrible". Nunca sacando la sonrisa de su recién depierta faz.
Ella no recordaba haberse sentido más completa y feliz en el último tiempo. Todo requería mucho trabajo, mucho esfuerzo y siempre la recompensa era mínima; un poco de satisfacción, pero nada más. Ahora, esto había llegado sin siquiera mover un dedo y la recompensa era enorme. Sin hacer casi nada, se le había dado la victoria que venía con la mejor de las recompensas: la venganza; que sabía incluso más dulce que lo que le había enseñado cualquier libro ó película.
Ese día, ella no caminaba; ella flotaba. Ese día, no tenía más pensamientos que el recuerdo de la noche anterior. Analizaba cada movimiento, cada palabra, cada estrategia utilizada. Recordó los errores y los tropiezos y pensaba cómo todo habría sido incluso más dulce. Pero ya no importaba: el elixir de la venganza estaba en sus labios y la sangre de un no-inocente manchaba sus manos.
Ella seguía sabiendo que era una persona horrible; merecedora de toda mirada odiosa, de todo rumor de pasillo habido y por haber; comparable con los herejes de la biblia que luego castigaban ó reformaban; ella se sentía como todos y cada uno de ellos, pero eso no quitaba la sonrisa de sus labios, la mirada cómplice, el escalofrío en su espalda.... el sabor a venganza que bailaba en su lengua desde antes de dormir.

"Soy una persona horrible" se repetía frente al espejo a la vez que le sonreía a su cómplice reflejo.

Thursday, March 17, 2005

Non existing arguments

Why are you back?

You wanted me back.

No, I didn't.

Yes, you did. You did everytime you remembered me, everytime time you said my...

That's bullshit. I didn't want you back then and I don't want you back now... you were not supposed to come back... we had a deal.

A deal?

Yes, a deal. You wouldn't come back if I didn't want you to. I don't want you here... so go.

Oh, but you do.

Fuck you! I don't need your bullshit right now... just take the same way you came in and go away... for good.

You don't need MY bullshit?! It is I who have had enough of you, enough of your childish games and of you stocking me everywhere I go! you asked for me to be here, so don't go fucking lying on me!

It is YOU who have had enough?! what about me?! what about the times I looked at you through the window and you didn't even notice me?! what about the times I tried to reach you and everything you did was leaving with my hand wainting for yours?!

Nobody asked you to do those things...

But I did... I did because I thought it would mean something to you. Because you and I would've been something great... but you left. You were gone and you left me there, not knowing what to do.

I did not just left you there! I didn't even know you were doing all those things...

Don't you come here and start lying to my fucking face! yes you did! YES YOU DID! you knew you were leaving me behind... broken; and you didn't even give a fuck! and now, it only takes for me to stand up again, to get my life up and going for you to come back and mess everything up! YOU WERE NOT SUPPOSED TO COME BACK!

You did this upon yourself... don't blame me for not loving you.

Go away....

It's not my fault

Go away....

It's not my fault and you know it

Please....

You did this to yourself... nobody asked you to love me...

PLEASE, GO AWAY!!!!

Para el chico de los ojos de hielo... Posted by Hello

Wednesday, March 16, 2005

Semana Zombie

Aún no entiendo por qué, pero esta semana me he convertido en un zombie que vaga por todos lados. Un zombie que se hecha chuchadas con su hermano. Un zombie que hizo llorar a una amiga y después se sintió horrible. Un zombie que no entiende cómo se le vino todo encima.
Y es raro, porque el lunes empezó todo muy normal. Pensé que se me venía una semana relajada, pronto llegaría el fin de semana y todo el mundo estaría feliz y contento. Creo que no ha sido tan así después de todo; es decir, ya estamos a mitad de la semana y ya necesito que se termine. No es que esté cansada... sinceramente no creo que sea eso. Más bien creo que es una de esas semanas en que los planetas se alinean de tal manera, que tu vida se vuelve un infierno de 7 días.
Me encantaría poder culpar a alguien, pero al parecer no hay culpable en esto. Es una de AQUELLAS semanas y punto.
Ayer, me quedé a reunión como todos los martes. La diferencia, es que el resto del CDA no hizo lo mismo y por falta de convocatoria, tuvimos que cancelar la reunión. Yo perdí mi tiempo igual. Eso es seguro.
Luego de eso, llegué a mi casa y me puse a hacer la tarea de castellano más larga que he hecho en mi vida (no sé si tanto, el punto es que era larga y tediosa). Entre medio de mi estudio, me agarré a chuchadas con mi hermano. Eso siempre me deja mal; no porque me de pena ni nada por el estilo, sino que me quedo con la neura a flor de piel. Como manifestación del hecho, me quedé con un dolor de cabeza horrible, así que decidí hacerme un break y hablar con alguien para pasar el enojo. Justo la persona con quien quería hablar no estaba. Ley de Murphy. Es más cierta que la propia ley de la gravedad y tiendo a pensar que aún más en mí.
Me salí de MSN con la intención de seguir con la bendita tarea. En eso, aquella persona me llama. Aparentemente, leyó los desesperados mensajes en el PC y decidió sersiorarse que aún estaba viva y no había matado a nadie. Esa llamada me arregló la tarde. Muchas gracias, de veras muchas gracias.
Luego, me fui a leer. Obligada por supuesto. No pretendo leerme tres cuartos del libro el día antes de la prueba. El año pasado podía darme ese lujo. Ya no: Carvajal is back and meaner than ever... just the way I like it.
Hoy no ha sido muy diferente de ayer. He estado media aletargada todo el día y tratando de hablar con una amiga, la hice llorar. Me sentí horrible. Amiga del año la que tratando de consolar a alguien la hace llorar nuevamente. Creo que fuí muy dura. Perdí el tacto completamente, pero no me arrepiento de haberle dicho lo que le dije. Es la verdad. Se la dije muy duramente, pero era la verdad. Tampoco decirme eso un par de veces me hizo sentir mejor.
Hace un rato llegué del colegio y acabo de almorzar. Tengo que ducharme y vestirme: tengo que volver al colegio y hacermelas de deportista. Hasta me da risa. Tal vez eso quiera decir que ya no soy un zombie, aun que en verdad no lo creo. Aún estamos a miércoles.... y tengo cuatro días para terminar con el infierno que empezó el lunes.

Tuesday, March 15, 2005

Libre de tí

No hace mucho, escribí que no quería dejar las cosas hasta ahí. Que me habría gustado verte denuevo y que por sobre todo, que me dieras la oportunidad de aclarar todo... tanto a tí como a mí misma. Pero ahora supe que no será así; que lo más probable, es que no te vuelva a ver nunca más y que las dudas se queden ahí para siempre. Yo pasaré a ser, en tu vida, la mina que anduvo detrás tuyo. Tú pasarás a ser, en mi vida, el amigo que nunca tuve; el eterno conocido que no fue más que eso: otra mano que me saludaba mientras pasaba por la ventana, pero que nunca me habló.

En algún momento, quise que volvieras. Quería ver esos ojos hermosos que esconden ese pésimo carácter que tienes; pero derrepente, me dí cuenta de que no era necesario. De que tus ojos estaban bien puestos en mi memoria y si los quería ver, sólo era necesario cerrar mis humildes ojos negros e imaginar los tuyos. Con eso, me dí cuenta de que no quiero verte otra vez. De que me alegra que me no vuelvas a formar parte de mi rutina. De que la única forma de solucionar los problemas y deshacer las dudas, es dejándolas ahí.

No vas a volver. Y estoy felíz. No voy a estar preocupada por tí. Nunca más voy a hacerme películas dramáticas contigo y conmigo en los roles protagónicos.

Ya no vas estar. Vas a vivir tu vida. Vívela al máximo, que yo también lo haré.

Que tengas una linda vida. Espero que algún me encuentre con tus ojos en medio de una masa de gente y recuerdes la amistad que nunca tuvimos.

Gracias por todo lo que me diste y por todo lo que te guardaste. Por las veces en que me regalaste una sonrisa y por las veces en que me miraste con esa mirada tan gélida que tienes a veces. Gracias; gracias por todo. Pero más que nada, gracias por no volver.

Gracias por dejarme libre.

Sunday, March 13, 2005

Ñoña... y a mucha honra.

Creo que nunca había tenido un fin de semana más ñoño que este. Empecemos con decir que no salí. Eso no es mayor factor porque, de hecho, no es muy raro en mí... I'm not such a party animal; pero de todas maneras es un punto en contra de mi fin de semana "asocial". Continúo con comentar que mis mejores amigos, fueron un par de libros y el sueño: leí "1984" y el libro de Candance Brushnell del que les hablé en el post anterior.
El libro de la Brushnell me tiene media enganchada, pero no es tan buena como me lo imaginé. Cuando lo compré, pensé que iba a ser un tipo "Sex & The City" pero en versión más cruda, y en verdad, estando alrededor de las 50 páginas, me doy cuenta que es como la hermana fea de "Sexo en Nueva York" (horrible traducción del título original, pero ¿qué se le va a hacer?); digamos que es la versión descafeinada de mi serie de culto. No es mala... pero por algo fue "Sex & The City" la que fue convertida en serie de TV y no esta.
Con el libro de Orwell, tengo mis reservas. No ha logrado engancharme. A pesar de lo que mucha gente me ha dicho y de todo el séquito de fans que tiene el "Big Brother", el mundo medio retorcido de "La guerra es paz, libertad es esclavitud, la ignorancia es fuerza" and all that crap, no ha logrado llamarme la atención por más apocalíptico y casi profético que pueda ser. Sí, puede que sea una hereje... pero no haría ninguna diferencia: lo soy desde 8vo básico, que fue cuando leí mi primer libro del adicto al opio Edgar Allan Poe y lo odié. Let the witchhunt begin...
Aparte de todo lo anteior, lo que puso la gran L en mi frente, fue la mañana de ayer sábado y el post almuerzo de hoy domingo. Ayer en la mañana, me bajó mi gran e incondicional afición por los numeritos (ahh... nostalgia... snif!) y no encontré nada mejor que terminar con mis tareas de cálculo, matemática y física (la última por el solo hecho de sentirme realizada al entenderla, después de 4 años de luchar y sufrir con ella). Así que eso hice: saqué mi fiel calculadora y me puse a calcular cargas y números de electrones. Patético, lo sé.... lo que lo hace más patético aún.
Hoy en la tarde fue la fiebre humanista la que me bajó derrepente. Negándome rotundamente a no entender a otro profesor que Flaco Marín, me puse a leer el capítulo sobre la Revolución Francesa en la enciclopedia. Me lo leí entero. Nunca pensé que soportaría, pero lo hice; y ¿saben qué fue lo peor? me la gozé. Napoleón es mi nuevo ídolo.
Y ese fue el fin de semana más ñoño de la historia. Todo patrocinado por su servidora here writing, Sandra Gutiérrez.
Me gusta pensar que lo hice por aplicada, porque quiero que este año me vaya bien y all that old bullshit; pero no es verdad: es que soy ñoña...

Y muy orgullosa de serlo.

No hay nada que me guste más que el mundo frívolo de Lacoste, Louis Vuitton, y Chanel que expone Jordi Labanda en sus ilustraciones.  Posted by Hello

Repentino Invierno

Ayer, el invierno llegó entre la hora de inglés y el intento de ensayo PSU lenguaje que hicimos en transversal. Me quise convencer de que la lluvia se iba a ir en un par de minutos y que luego estaríamos con los mismo 30° que tuvimos el otro día. Olvídalo Sandra. Lo próximo que supe, es que estaba sola esperando a mi mamá, con el pelo empapado, mi chaleco (sin gorro por cierto) como trapero, mi mochila igualmente mojada y pensando en mi parka que me hacía burla desde el clóset de mi pieza. Después de que se me acabara "oportunamente" la batería del celular, mi mamá llegó. La acompañé a una de estas ventas de libros que se hacen de vez en cuando. No pasamos a la casa, por lo que era la única persona en esa sala que estaba muerta de frío (según mi vieja, había calefacción... yo aún lo dudo); era comprensible si consideramos que mi blusa y mi chaleco estaban mojados.
Anyway, la cosa es que luego de dármelas de cara de raja máxima, y ver "Hey Day" entero (me tomé mi tiempo y todo) y sufrir por no tener las 20 lucas para comprarlo, me fuí a la casa con un libro de Candance Brushnell. Para los fanáticos de "Sex & The City" como yo, ella es una especie de gurú. Si rayé la papa con las 6 temporadas de aventuras y desventuras de Carrie y Co. seguro el libro prometía: empecé a leer "4 Rubias" esa misma tarde (con ropa seca esta vez) y luego de un par de páginas, decidí que no es bueno forzarme y leer cuando veo líneas dobles, así que mejor me acosté y me propuse dormir una siesta arruyada por las gotas que caían incansables en el patio de atrás.
En eso de quedarme dormida, me dí cuenta de que era el escenario, momento y el clima perfecto para abrazar a alguien. El problema es ¿a quién? en estos momentos no tengo nadie ni siquiera con quien fantasear; y está bien... creo.

Hoy ya es sábado. Hoy no hice nada aparte de reconciliarme de una vez por todas con la física y sus notaciones científicas. Soy patética, lo sé. Pero en mis condiciones... creo que es lo mejor que se puede hacer en un fin de semana sola... ¿no?

Thursday, March 10, 2005


"Flowers are the things we grow, secrets are the things we know; learn from us very much... look at us but do not touch" Posted by Hello

Picadilly Circus

Hay de todo un poco para contar...

Primero que nada, ayer fui al concierto de Lenny Kravitz con la Jesu y la Chelo (la hermana de la Jesu). Lo pasamos increíble... las tres en la humilde galería con otro montón de gente coreando al ritmo de la guitarra y la batería de Lenny. Lo bailé todo, lo grité todo, lo canté casi todo (habían canciones que no me sabía) y mi débil voz quedó afónica para variar. No hay mucho que decir. Vibré con Lenny Kravitz. Punto.

Siguiendo con el cocktail de cosas que hay que decir, hoy entré en fase de shock en la clase de inglés. Mr. Meyers empezó a hablarnos de cómo el colegio había bajado 10 pts. en las ponderaciones, de cómo sólo el 38% de los que dieron la PSU entraron a la universidad, de cómo sólo el 25% de ellos sobrevivieron el primer semestre y bla bla bla......
No sé si llegué a asustarme, pero sí me shockeó. Me sorprendió saber que hay más de algún imbécil que tiene padres que son capaces (y están dispuestos) a pagarle un buen colegio y un preuniversitario, y que le dan todas las posibilidades para que tenga éxito en lo que a su vida académica concierne; todo para que este mismo imbécil, se tire las pelotas todo el año y no vaya al preu porque realmente cree que ir a la casa de un amigo (el cual también se tira las pelotas todo el día) a hacer nada, es más interesante. Me da lata; me da rabia.... pero más que nada, me da lástima.
Yo no soy ninguna víctima de la fortuna y del destino: sí, mis viejos tienen suficiente plata como para pagarme el colegio en el cual voy. Sí, también hacen un esfuerzo para pagarme un preuniversitario para que prepare una buena prueba, y sí, también hicieron el gran y heróico esfuerzo de regalarme un viaje a Europa (lo cual tampoco fue fácil). Pero no por eso, no porque no haya tenido una vida sufrida me voy a quedar en mi cama mirando el techo y haciendo nada todo el día y menos voy a tirar el esfuerzo de mis padres a la mierda. Nadie tiene el futuro asegurado, no importa cuánta plata y beneficios se tenga; y al final, siempre es uno el que tiene que forjarse el camino.

Uff... mi neura acaba de explotar en la pantalla del computador. Algo menos con qué cargar.

Estoy en plan de ahorro. Lenny me dió mucha música y un buen rato... pero se llevó todo mi dinero: I'm broke. Así que decidí que no podré salir a ningún lado donde tenga que pagar. Tengo que ahorrar para el próximo derroche: Placebo viene el 3 de Abril. Me muero por ir. De ahí somos... siempre y cuando podamos pagar la entrada. Let's pray.........

Wednesday, March 09, 2005

Update

Uff... el blog empezó a sentir mi calidad de colegiala y de hermana menor. Hace unos días que no posteo nada y eso me da lata. Filo.... mañana posteo como Dios manda.
Mañana voy a lo de Lenny Kravitz.... va a estar incréible. Espero que para ese entonces, no tenga nada de voz; ojalá Lenny nos la quite.

Saturday, March 05, 2005

Mi último primer día.

3 de Marzo. 2:46am.
Aún a esas horas no podía dormir. Siempre me pasa lo mismo. La noche antes del primer día de clases, es una noche en la que siempre me desvelo y me imagino cómo irán a estar todos en un par de horas más. Siempre pienso que debo ser la única imbécil que no está durmiendo a esas alturas... pero parece que no lo soy.
Me quedé leyendo un rato; si tenía suerte tal vez en un rato empezaba a ver las líneas dobles y me quedaba dormida. No pasó. Así que me resigné, apagué mi lámpara y mi "espanta cuco" y dejé mi libro en mi escritorio.
Pasó más ó menos una hora antes de poder caer en el sueño.

3 de Marzo. 6:45am
Parecía que había dormido menos de media hora cuando mi papá baja y me despierta. "El uniforme...." lo primero que pienso es en que voy a tener que usar la falda nuevamente; negando el pensamiento me hago la tonta y entierro la cara en la almohada nuevamente. Luego, llega mi mamá con el desayuno (algo raro, pero toda mi vida mi madre me ha ido a despertar con el desayuno a la cama. Lo sé... hija de mamá, pero a mucha honra). A partir de ese punto, supe que no había vuelta atrás... que en el momento en que le diera la última mascada a la fruta que venía con mi leche, todo iba a ser una serie de eventos en cadena: baño, espejo, cara media muerta, falda, blusa, corbata, calcetines y zapatos. Como todos los días. Como todos los años.

3 de Marzo. 7:45am
El colegio estaba lleno: lleno de padres que vienen a dejar a sus retoños, cámara en mano, a lo que iba a ser otro año escolar, lleno de niños con mochilas y zapatos nuevos y de amigos abrazandose por primera vez en mucho tiempo. Yo no era una de ellos. Mis zapatos eran los mismos del año pasado y la mochila seguía siendo mi compañera de siempre desde el Viaje de estudios y no había ninguno de mis amigos a la vista para abrazar.
Caminando por los pasillos, veía a la gente de siempre. Siempre más chicos que yo, porque este año, yo soy la más grande. Este año yo conformo la elite a la que yo veía hacia arriba cuando era más chica. Este año, yo soy de cuarto.
Tomé el camino que me llevaría directamente al Ghetto: el paraíso y territorio de los cuartos medios. Siempre había querido estar ahí como "residente", pero ahora, las cosas se veían con nostalgia y pensar que esa, iba a ser mi última sala, me dió ganas de volver a los patios donde corren los niños de séptimo.

3 de Marzo. 7:48am
Llegué, y como un rey que ve su castillo luego de ausentarse en una larga guerra (cuático, lo sé) ví el Ghetto: ahí estaban todos. Ahí estaban mis amigos. Denuevo. De repente ya no me sentí tan triste.

3 de Marzo. 4:05pm
El calor me tortura. El sueño me tortura. La corbata también me tortura... pero me da tanto orgullo llevarla, que no me importa. No me importa el calor. Tampoco me importa que mañana tenga que levantarme a las 7:00am de nuevo. Es el último año. Hay que aprovecharlo al máximo. Ya habrán más días como este... y hasta que no llegue el último de ellos, no habrá razón para ponerse triste.
Bienvenida a la realidad Sandra. Bienvenida a la maduréz. Bienvenida a los últimos días de tu felíz niñéz.

Thursday, March 03, 2005

Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas (Take Two)

Debido a un error del cual aún sigo preguntándome, Blogger se comió el post anterior. Y créanme que por más que pataleé y puteé al pc, este no lo devolvió.
Ahora, en esta segunda toma, tengo la oportunidad de decirles lo que pasó (y el por qué del título).
Esto de entrar denuevo al colegio me tiene mal. Me tiene ansiosa y con mucho miedo. Me asusta mucho la idea de que sea mañana sea la última vez que vea a todos mis compañeros juntos vestidos igual y les diga lo diferente que se ven. Bueno... ese es mi tiempo desesperado. ¿Mis medidas desesperadas? algo así como un holocausto en mi pieza. Ayer, luego de un mes de tener toda la ropa que llevé a Europa en un rincón de mi pieza, sin poder ordenarla ni hacer nada con ella; me armé de valor y la ordené. Es fácil poner un par de pantalones y una cuantas poleras en el clóset ¿no?. En teoría sí. El problema no era esa: el problema es que mi clóset estaba desordenado desde antes de irme por lo tanto, tenía que derribar una ciudad para contruir una sobre sus ruinas. Fue así como, con la determinación de un soldado islámico que defiende su fé, cerré las puertas de mi pieza, puse Matchbox 20, subí los decibeles y abrí las puertas del clóset; y mientras Rob Thomas me cantaba, yo como una loca, cantaba con él al mismo tiempo que sacaba y tiraba ropa fuera de mi clóset, convirtiendo mi pieza en una zona de desastre con uno que otro letrero que decía "Biohazard"por ahí.
Me tomó una canción deshacer la.... "organización" que llevaba mi clóset, y dos discos "ordenar" el desastre como Dios manda. El momento desesperado me había obligado a comportarme como una loca para poder canalizar la neura pre-escolar.
Cuando me pongo así de ansiosa, tiendo a ordenar, arreglar y botar cosas. Ese mismo día me dió por arreglar uno de los enchufes de mi pieza que lleva más de 3 años sin funcionar. Lo más gracioso, es que funcionan y no me electrocuté en el intento.

Luego de tanta actividad, comprenderán que no me dió la pila hasta muy entrada la noche, así que, a eso de las 12am, me retiré del computador para pasar a la cama. No sirvió de mucho considerando que igual me dormí como a las 3am.
El tercer despertar fue el definitivo y luego de que Blogger se comiera el ya mencionado post, me encaminé con mi copia de "El Código Da Vinci" (una más que lo lee... ríanse de mí) en la mano, hacia Sta. María para tomar la micro que me llevaría al Parque Arauco. Me junté con la Cami y la Paula. Vimos "Million Dollar Baby". Hace tiempo que una película no me dejaba tan triste, aun que como de costumbre, no fue capáz de sacarme lágrimas. Al parecer sólo lloro con las historias de amor frustradas.
Anyway, nos encontramos con mucha gente por allá, y luego de una desesperada llamada de mi madre (que ni siquiera me dejó almorzar), tuve que salir de ahí para llegar a mi casa a eso de las 6pm con el estómago vacío y deshidratada.
Mañana es el día. Me quedan 4hrs. y 15min. de libertad. Disfrutémoslos mientras podamos... shall we?