Tuesday, June 10, 2008

Mi hermano es un winner

Ya sé que varias veces he escrito que casi no tengo relación con mi hermano y que esa casi relación está sustentada por hilos que a veces me parecen muy invisibles. Sin embargo, vivir bajo el mismo techo que él, me da pie para saber todas sus aventuras (y las desventuras también). Es en estos casos, es cuando me doy cuenta de que vale la pena vivir con él.

La última es esta:

Mi hermano llegó el lunes a las 7am de Italia. De él no es tan raro. Por alguna extraña razón, su personalidad ha tenido un giro muy nómada, lo que le ha permitido ver más de lo que los pseudo inocentes 24 años de cualquier otra perona podrían permitir. Al menos los 24 años de quien no trabaja y vive cómodamente bajo el ala de papi y mami. Lo gracioso, es que esta vez, las maletas eran muy chicas y no traían ningún regalo. Para nadie. Ni siquiera para él.

Estuvo sólo una semana en Europa y yo me pregunto cómo llegó todo a ser así. Bueno, el asunto se reduce a un factor que, con anterioridad, yo no había sopesado en la ecuación: la sobrecargo. Se me olvidó decirlo antes. Mi hermano se acuesta con una azafata de Air France. Por lo que dicen las malas lenguas (entiéndase, mi madre), la azafata le aventaja al menos unos 12 años a mi hermano. Ella vuela casi cada mes a de Paris a Chile, y se queda un par de días en el hotel que tiene asignado por su trabajo. Para suerte de ella, no se trata de cualquier hotel o de un hostal de 2da, por Dios, no. Miss France se queda en el Hyatt, que por asociación, se convierte en la casa provisoria de mi hermano por el fin de semana que ella se queda en Santiago.

Y bueno, sumando factores y tratando de despejar la incógnita, no es muy difícil darse cuenta de que la estadía de mi hermano en Europa por una semana, no tuvo absolutamente nada que ver con la cantidad de plata que tiene él en su cuenta bancaria (menos la que tiene mi viejo), sino que tiene que ver más bien con su relación con la susodicha sobrecargo. Ella lo invitó a su casa en Venecia (ella vive allá) por una semana, como a quien lo invita su amigo con plata a pasar un fin de semana en Santo Domingo. ¿Cómo se lo habrá dicho?, ¿"Vamos a Venecia"?, ¿en qué universo es eso algo normal?

Obviamente, como podrán imaginarse, esto no tiene ningún beneficio para mí, más que el mero regocijo de que mis amigos abran la boca y digan que mi hermano es un winner. Y es que es verdad: mi hermano es un winner y eso le molesta sobremanera a mi papá, quien no pudo creer cuando su primogénito le informó (la noche antes), que se iba a Europa por una semana.

Mi hermano se fue a Europa con una mujer que nació en la primera mitad de los 70's, que no es ni pariente ni amiga, sino... aún no lo tengo claro. No creo que esté al punto de tratar de Miss France de cuñada... ¡¿o sí?!