Saturday, May 09, 2009

Oren Lavie - Her Morning Elegance

Este video es tremendo. Si no el mejor, uno de los mejores que he visto en mi vida. Eso sin contar lo lindo y bien hecho que es. Es obvio que Oren Lavie (de quien no había escuchado hasta hace una hora y algo), ser hará (si es que ya no lo es), rotundamente famoso por este video.

Pero eso no es importante. Enjoy.

Friday, May 08, 2009

Soledad. Aburrimiento. Jonas Brothers.

Y mis viejos se fueron. Aprovecharon una oferta en Aerolíneas Argentinas y decidieron irse al país vecino a celebrar todos los aniversarios que no han celebrado en años. Porque mis viejos no son de los que hacen parafernalia para el aniversario. Más bien son callados. Sencillos. Del tipo que se queda en la casa, pero que son amorosos todo el día. Bien por ellos, bien por BsAs y bien por mí, porque cuando los papás andan de viaje (especialmente la vieja mamá Sandy), yo espero regalos.

But anyways... el tedio me descoloca. Si bien tengo toda la responsabilidad de la casa y todos esos pequeños elementos que pueden subir tu nivel de stress, como el típico cheque en blanco ("no vaya a pasar alguna emergencia médica"), los papeles de seguro, las llaves de todos los rincones de la casa, etc, etc, estoy un tanto aburrida. Y es que hace como dos semanas en la universidad me tratan como a una esclava de raza inferior, pero justo ayer en la mañana, la cosa paró. Así como de la nada. Y vi mi calendario, y estaba vacío por las próximas dos filas (2 semanas ENTERAS). No me lo creo.

Y es raro, porque cuando estaba ocupada, se me ocurrieron 1001 cosas que hacer "si es que no tuviera que estar estudiando, maldición", y pensé que esas serían las cosas con que llenaría mi tiempo cuando llegaran esas dos semanas en blanco en mi calendario. Y no he hecho nada. Bueno, no nada de nada. Me hice unos calcetines de lana, salí a correr, vi tele... sí... en verdad, nada.

Eso es lo que me pasa hoy por hoy. No hay más drama. Tampoco emociones. Veré qué es lo que me trae el fin de semana en el papel de la patrona del rancho. Seguro que nadie me hace caso.

PS: Voy (incidentalmente) al concierto de los Jonas Brothers. Plop. Pienso que de tener 6 años menos, podría ser el día más emocionante de mi vida. Pero no.

Sunday, May 03, 2009

To do list

Tengo ganas de escribir denuevo, pero aún no sé en qué basarme.

Tenía un diálogo metido en la cabeza anoche, que iba entre una chica y un chico y como a ella no le importaba que él la engañara; que al fin y al cabo, ella estaba esperando una excusa para tener un clean cut. Le di un par devueltas anoche y, sin embargo, entre la película de Kevin Smith y la nueva adaptación para el repentino invierno, la olvidé.

También pensé en escribir sobre mi runner-way-of-life. Y sí, gente: empecé a correr. Fue algo así como un intento de sacar el ítem de "sedentaria empedernida" de mi currículum. Y porque me reventaba la idea de saber que yo no podía ser como esa gente que corre por la costanera. Gente a la que yo admiro, sin importar la velocidad a la que vayan, sólo por el hecho de que se dieron la molestia de decir "Basta" a la vida cotidiana, se pusieron un buzo y salieron a correr. Bueno, yo ahora lo hago, y me siento pastelísima, pero tengo la esperanza de que poco a poco (más lento que rápido), mi cuerpo se vaya adaptando a esto de mover las piernas just for the sake of it.

Pensé, también, en comentar eso que nos pasa a todos, que es olvidar a aquellas bandas con las que rayaste alguna vez. Es raro porque, de la nada, uno las deja de lado y cuando te preguntan qué música de gusta, no te acuerdas siquiera de mencionarlas en un paupérrimo décimo lugar. A mí me pasó con Stereophonics y ayer, viendo "Live from Abbey Road", me acordé nuevamente de ellos. En este momento estoy pasando mis discos a mi iTunes y la parte final de mi adolescencia se pasea en mi retina.

En el menú también estaba hablar de mi próximo matrimonio. Me corrijo: mi próximo NON EXISTING matrimonio. A la gente, por una razón que desconozco, cuando se mezcla departamento+relación de 2 años+titulación, sacan del horno un delicioso queque con campanas de boda. Me da risa, porque ni yo ni mi novio (pardójicamente, me gusta decirle así y no pololo, al menos por escrito), así lo queremos y ambos subimos las cejas en horror ante las especulaciones ajenas. Supongo que el mundo sigue un poco loco-loco-loco.

Y eso. No sé si tengo más cosas de las cuales quiera hablar particularmente. Supongo que desarrollaré cada uno por separado en la semana. Espero poder mantener la disciplina del running y del blogging en marcha.

My dear friends, I salute you once again. Thank you for your patience. And we're back.