Sunday, June 28, 2009

Me enamoré del Señor Cloud


Nada que decir. Fui a ver "Up" y me encontré con esto. Y me enamoré.

Click aquí para ver el video (¡no sé embedearlo!)

Thursday, June 25, 2009

Adiós, MJ.

Ya han pasado unas 3 horas desde que se confirmó y aún no puedo creerlo. Michael Jackson se murió. Así no más y de un momento a otro.

No soy demasiado fan de Michael Jackson. Es decir, me fascina su música y ésta tiene un espacio indiscutido y fijo en mi iPod, pero nunca llegué a comprarme un disco. No he visto ningún DVD de él. No conozco más de él que lo justo y necesario que te entrega la cultura pop. Y aún así, me duele mucho verlo partir. Siento que con él se fue un prócer de la música pop, alguien sin el cual la música que escuchamos en la radio hoy, no sería la misma. A decir verdad, no lo siento: lo sé. Porque sin él, no habría Justin Timberlake y no existiría esa gran canción de MGMT, "Electric Feel". Y eso sólo por nombrar lo que se me viene a la cabeza, porque no hay que ser un genio para darse cuenta en cuántas mentes creativas influyó Michael Jackson.

No hay mucho más que decir, más que nada porque siento no tener le derecho a hacerlo, pero los dejo con mi propia anécdota de Michael:

En 1993, cuando yo tenía 5 años y Michael Jackson vino a Chile por primera y última vez, yo encontré en mi casa el "Dangerous". Me llamó la atención la edición pop-up de lujo, ese circo dorado que enmarcaba la cara de MJ en la portada. Y lo puse. Y encontré una canción que se llama "Heal the world". Muy cliché, lo sé, pero esa canción tocó una fibra de mi ser y me volví adicta a ella. Tanto así, que rayé el disco de escucharla tantas veces seguidas. Mi prima, la dueña del disco, no me lo prestó nunca más.

Thank you for the tunes and the good times, MJ. See you soon... everywhere.


Friday, June 19, 2009

NOTABLE!!


By: Big Green Ape

Sobre mi Síndrome de Peter Pan y la reencarnación

Acabo de cachar que el 5 de junio pasado se cumplieron 5 años que llevo con el blog. Wow! 5 años de exponer mi vida para que todo el mundo la vea. Igual consideremos que los posteos se han vuelto cada vez más esporádicos en los últimos dos años, pero la verdad es que no importa: me sorprende igual.

Llueve en Santiago y me inunda ese sentimiento que tenía cuando chica con los días así. Esas ganas de enterrarte en tu cama, ver tele y tomarte un vaso de leche chocolatada con una marraqueta tostada con mantequilla y mermelada. Y ser feliz. Eso sí que era rico, pero era claramente cuando no tenía conciencia (o si es que la tenía, prefería ignorarla) de que la marraqueta es un carbohidrato del porte de una piña, que la mantequilla es básicamente grasa con leche y sal, que la leche chocolatada está hecha de leche entera y, por sobre todo, de que el tiempo que se ocupa estando en la cama viendo tele, debe ocuparse para cosas más productivas.

Con cosas así, ¿cómo quieren que no me baje crónicamente el síndrome Peter Pan?

El otro día me puse a pensar brevemente en algo muy tonto. Empecé a imaginar qué pasaba si yo me muriera (no es un pensamiento tan apocalíptico: sigan leyendo). Pensé en qué pasaría si es que Brian Weiss tuviera razón y luego de morir, me reencarnara en otra persona. Nacer de nuevo, ir por primera vez al colegio, de nuevo, tener una primera desilusión... En otras palabras, hacer TODO de nuevo. ¿Me gustaría hacerlo? Como que la lógica y el pequeño Peter Pan que vive en mi oreja, comenzaron a gritar a todo pulmón que sí, que sería increíble vivir nuevamente mi infancia, tener toda la libertad y el tiempo libre y la imaginación de un niño sin pensar en cosas catastróficas como, por ejemplo, morirme. Sin embargo, algo en mi estómago me dijo que no. Como Alejandro Sanz, "te lo agradezco, pero no".

Parece que prefiero mi vida. O sea, no mi vida en estos precisos momentos (que no es uno de mis mejores momentos), pero sí prefiero mi vida en general. Creo que no lo he hecho tan mal después de todo, aunque ¿quién sabe? uno lo pasa bien y después te llega la cuenta. Es ahí cuando nos damos cuenta si es que estamos dispuestos a pagarla, o más aún, cuando vemos si es que tenemos los medios para hacerlo.

Monday, June 15, 2009

Leave your message after the beep...

Si llegaste aquí es probablemente porque empezaste a psicopatearme denuevo. Se te agradece, porque sé que no lo haces con la intención de descubrir algo que sacarme en cara, sino más bien buscando señales de que la estabilidad vuelve poco a poco a mi cabeza. Y supongo que sí, que lo de ayer mi hizo bien, que me tranquilizó verte tan bien, tan seguro tan... no como yo. Me alegro mucho por tí. De veras.

Yo estoy un poco estresada, como te conté ayer, porque no sé cómo sacar mis asuntos adelante, aunque debo decir que tu ayuda me vino buenísima y gracias a ella, he logrado hacer algo, lo que, considerando que no tenía nada, es mucho. Gracias denuevo por eso.

Ahora anda a trabajar. Sé que hay cosas mucho más interesantes que puedes estar haciendo ahora que leer esto. O tal vez no más interesantes, pero al menos más productivas, y eso ya es algo.

Hablamos.

Y gracias denuevo. Por todo.

Sunday, June 14, 2009

Matchbox Twenty - Rest Stop



¿Les ha pasado que derepente le dan una lectura muy profunda a una canción y luego, al enterarse de cómo nació o de qué se trata realmente, se dan cuenta de que todo fue un rollo suyo? Bueno, esto me pasó con esta canción de Matchbox Twenty. Pensé que se trataba de una ruptura, de una catársis, de la lucha entre las corrientes de conciencia de dos personas que se ven enfrentadas a un problema, y resulta que, finalmente, la canción trata de cómo a Rob Thomas, una mina que lo llevaba a dedo en su auto, lo echó en medio de la carretera cuando tenía 17 años.

Sin embargo, me sigo aferrando un poco a mi lectura profunda. No por nada dice:

While you were sleeping I was listening to the radio and wondering what you're dreaming when it came to mind that I didn't care.

Friday, June 12, 2009

Mute Math - Typical




Una de mis nuevas bandas favoritas. Nada que hacerle: Me encantan.

Wednesday, June 10, 2009

Blast from the past

No sé por qué, pero me acaba de bajar la cosa y empecé a revisar los mails de mi antigua casilla de hotmail. Encontré mails que inciaron amistades, mails de más de algún psicópata, mails de amistades que ya no tengo y que, por un segundo, eché de menos. También me acordé de gente y de cosas que pasaron hace mucho. Cosas que me ha traído el blog, por ejemplo.

Y me alegré. Y quiero seguir escribiendo, aunque me cueste. Supongo que es sano, considerando que las únicas veces que tengo la posibilidad de escribir es cuando me evalúan y ya sabemos cómo funciona eso (no muy bien, créanme).

Y ahora parece que tendré que entrevistar a Pinilla. Y no sé nada de él. De hecho, hoy recién pude reconocerlo dentro de todo el aparataje de futbolistas faranduleros. Pero es el último trabajo del taller y eso es lo único (y reitero: lo único) que me tiene más tranquila, porque tengo que hacer tantas cosas y, honestamente, no tengo ganas. Quiero vacaciones. Pronto. Ya.

Sunday, June 07, 2009

Experimento

Decidí que lo que escriba aquí no será posteriormente editado. Es decir, que lo que esté escrito más abajo en un par de minutos más, será un torrente de mi consciente e inconsciente que, espero, tenga el efecto catártico o al menos calmante de una confesión. O tal vez no de una confesión, sino simplemente del mero hecho de hablar... y hablar... y hablar. Espero que funcione.

En los últimos días, paralelamente a este intento de llevar una vida normal y tratar de olvidarme de ciertos doloroso eventos que han tenido lugar desde la semana pasada, me he preguntado cómo seguir. Cómo concibo ahora mi vida, mi rutina, mis costumbres, mi ropa, esas zapatillas que me regalaste, las cartas de cumpleaños que tengo guardadas, la foto que saqué de mi billetera y ahora la hace ver tan vacía... ¿cómo es que hace la gente para superar esto y seguir adelante, y olvidarse del asunto por más de 24hrs. y luego, después, eventualmente, empezar con otra persona nueva?

Y lo pregunto legítimamente, porque honestamente no sé. No tengo idea de cómo planear mi tiempo, de cómo poner un pie frente al otro. Y sé que es muy prematuro para decirlo y, lo más probable, es que después mis propias acciones traicionen mis palabras, pero no puedo siquiera imaginarme con otra persona: pasar por lo mismo, crear los códigos que nosotros creamos, los chicstes internos, las experiencias que tuvimos... ¿cómo se hace eso? y, más importante aún ¿se podrá?, ¿será posible recrear todas esas cosas nuevamente?, ¿o será que nunca será lo mismo?, ¿será eso bueno o al final me terminará jugando en contra?, ¿será todo para mejor como el todo el mundo dice?

Y ¿por qué el mundo (con excepción de un par de personas) no es capaz de entenderme?, ¿por qué creen que yo tengo las ganas, la fuerza o siquiera la idea de tirar todo por la ventana de una sola vez y olvidarme de todo acudiendo a otros que me hagan sentir algo más que este sentimiento autómata que me monopoliza hace días? Y es que no puedo. No se me ocurre cómo podría hacerlo.

Baby steps. Eso es lo único que me hace remotamente sentido. Un respiro a la vez. Un pie después del otro. Supongo que ni siquiera es necesario que mire hacia el frente ahora. Puedo caminar mirándome los pies por ahora, ¿verdad? Al menos por un rato. Al menos hasta que tenga la fuerza de levantar la cabeza y tenga la seguridad de que no tengo los ojos hinchados todavía.

Y es raro, porque todo es lógico. Todo es absolutamente racional y no me arrepiento de lo que hice (al menos por ahora ¿lo haré eventualmente?), pero duele, y cansa, y me desgasta y me corroe por dentro cuando pienso en todo lo que pasó. Dios quiera que mis amigos me tengan la paciencia suficiente para aguantarme. Dios quiera que ellos no se enojen cuando me vean mirando la ventana sin hablar, ausente, sabiendo en lo que estoy pensando. Perdónenme. Ya estaré bien. Ténganme paciencia. I'll get there. Sólo háblenme de cualquier cosa que me distraiga y estaré bien. Lo prometo.

Mierda... esto no funcionó tan bien como lo predije.

Split Screen Sadness

Esta canción fue un regalo de mi iPod. Por alguna extraña razón, después de escucharla mil y una veces, por primera vez busqué la letra y me di cuenta que puede transformse en el himno de este momento de mi vida.

Johnny always knows the right things to say.

And I don't know where you went when you left me but
It says here in the water you must be gone by now
I can tell some how
One hand on the trigger of the telephone
Wondering when the call comes
You say it's all right
You got your heart right

Maybe I'll sleep inside my coat and
Wait on your porch til' you come back home
Oh, right
I can't find a flight

We share the sadness
The split screen sadness

Two wrongs make it all alright tonight

All you need is love, is a lie cause
We had love but we still said goodbye
Now we're tired, battered fighters

And it stings when it's nobody's fault
Cause there's nothin' to blame at the drop of your name
It's only the air you took and the breath you left

Maybe I'll sleep inside my coat and
Wait on your porch 'til you come back home
Oh, right
I can't find a flight
So I'll check the weather wherever you are
Cause I wanna know if you can see the stars tonight
It might be my only right

We share the sadness
The split screen sadness
We share the sadness
Split screen sadness

I called
Because
I just
Need to feel you on the line
Don't hang up this time
And I know it was me who called it over but
I still wish you'd fought me 'til your dying day
Don't let me get away

Cause I can't wait to figure out what's wrong with me
So I can say that this is the way that I used to be
There's no substitute for time
Or for the sadness
Split Screen Sadness
We share the sadness